El final de un amor

Los techos se derrumban el día en que el amor se termina. Es un anticipo cruel del apocalipsis del mundo conocido. Se miran entonces los amantes a los ojos, sin encontrar en ellos ya el brillo de otras épocas, y corren lágrimas por encima de las pieles muertas, pieles que exigen ser mudadas. ¿Por qué lloran los amantes que ya no aman, por qué el luto a esa cosa extinta, celebrado en esa casa abandonada que ya no es casa, sino arquitectura del recuerdo? Lloran porque es lo único que queda por hacer, por la belleza que recorre sus memorias en ese instante elegíaco en el que, con su silencio grabado en el rostro, se dicen adiós para siempre.

Cuando Borja y yo aterrizamos aquí hace ahora casi dos años, éramos dos personas distintas. Pisamos el acelerador de Tinta Celeste porque queríamos seguir escribiendo sobre el Celta y porque queríamos hacerlo a nuestra manera. Después llegasteis todos vosotros, recibiéndonos de un modo que nos dejó atónitos. Antes de haberos ofrecido siquiera unos contenidos que probasen la valía de nuestro proyecto, sentimos muy cerca el aliento de vuestra confianza. Y ya sabéis lo que pasa con el amor cuando se gesta en un entorno lleno de confianza. Se propulsa.

La breve historia de Tinta Celeste la han compuesto dos años marcados por la libertad creativa y esa idea antigua de que aquel que cree en lo que hace siempre obtendrá una respuesta positiva. El calor que nos habéis regalado es algo que nos llevamos recogido con cariño en nuestro pecho. Este medio no hemos sido solo Borja, Pepe, Miguel y yo, sino todos vosotros, esa especie de pequeña comunidad fiel y cercana que se ha mantenido cerca desde aquel mágico día de lanzamiento hasta hoy, el día triste en el que nos miramos a la cara para decir adiós a este amor tan bonito.

Pero algo pasa con los grandes amores: uno no es capaz de arrancárselos, aun con la certeza de su fecha de defunción. Así que sabed que no olvidaremos esta forma de amar el fútbol y al Celta que disfrutamos durante los últimos dos años. Nosotros, como románticos que somos, seguiremos amando en otros lugares. Luchando siempre por hacerlo de la manera tan libre en que lo hicimos aquí. Porque os lo debemos. Gracias por haber estado con nosotros, por hacer correr los ríos de tinta celeste hasta territorios desconocidos y conseguir que hayamos conquistado océanos más grandes. Hoy son lágrimas de adiós las que cubren nuestro rostro, pero mañana ya estaremos otra vez en pie. Este amor se termina, pero aquí nadie ha dejado de estar enamorado.

Anuncios

El runrún de Preferencia: cambio de ciclo

Por segundo año consecutivo, se acaba la temporada y el futuro es una absoluta incógnita. Nadie sabe qué va a pasar en el Celta. No se sabe cuál es el perfil que el club quiere para su nuevo proyecto, ni con qué jugadores va a contar el nuevo técnico. Y eso, en un equipo con las ideas muy claras los últimos años, genera desconfianza.
Miguel Gallego | TintaCeleste

Continue reading “El runrún de Preferencia: cambio de ciclo”

Momentos Celta – Levante: ni chico ni gordo

A la deriva. Así se puede considerar la trayectoria del Celta de finales de los 70. La historia del ‘equipo ascensor’ que comenzó en 1975 no vislumbró su final hasta más allá de una década más tarde. Ni siquiera algún que otro fichaje de relumbrón pudo aportar un poco de estabilidad a un club que se acostaba en Primera y al día siguiente se levantaba en Segunda B. Buena fe de ello puede dar el brasileño Ademir, gran futbolista de la época que, al igual que el equipo, no consiguió ofrecer un rendimiento constante durante los cinco años que jugó en Vigo.
José Luis Rodríguez Sánchez | Tinta Celeste

Continue reading “Momentos Celta – Levante: ni chico ni gordo”

Momentos Real Madrid – Celta: de Chamartín al cielo

El dulce momento futbolístico que vivió el Celta a finales de los años 40 también se cobró alguna que otra víctima. Como suele suceder cuando un club modesto brilla más de la cuenta los ‘grandes’ no tardan en aparecer para intentar reforzar su plantilla a costa de debilitar al humilde y devolverlo a su ‘posición natural’. Un claro ejemplo se vivió en 1948, cuando el Real Madrid dejó al mejor Celta que se había visto en sus 25 años de historia sin piezas como Pahiño o Miguel Muñoz. También lo intentó —sin éxito— con Gabriel Alonso, que hubo de esperar tres años para dar el salto a la capital.
José Luis Rodríguez Sánchez | Tinta Celeste

Continue reading “Momentos Real Madrid – Celta: de Chamartín al cielo”

El runrún de Preferencia: crónica de una temporada

Nunca el desarrollo de un partido de fútbol se ajustó de tal manera al desempeño de uno de los contendientes durante toda la temporada. El Celta de Unzué ha sido en o noso derbi un reflejo del de la campaña 2017-18 que está a punto de terminar, y cuyo final se ha hecho larguísimo para un celtismo ya sin objetivos ni ilusión. Un equipo sin alma, que se aferró a la pegada de su delantera, especialmente el estado de gracia de Maxi Gómez, durante la primera mitad, para acabar cediendo la iniciativa y el dominio del juego, sin más ambición que mantener la exigua renta que consiguió a trompicones durante todo el campeonato. Sin éxito. Y cediendo puntos de forma dolorosa. Así ha acabado el Celta de Unzué una campaña y un derbi que comenzaron con ilusión.
Miguel Gallego | TintaCeleste

Continue reading “El runrún de Preferencia: crónica de una temporada”

Momentos Celta – Deportivo: el doblete de Azpeitia

La ya casi centenaria historia de ‘O noso derbi’ da para rescatar innumerables historias. Hoy toca recuperar la del derbi de 1955, en la que el protagonista indiscutible fue Tomás Azpeitia, futbolista que alcanzó cierta relevancia en el Celta de los 50, el de los años previos a la ‘década oscura’ que se vivió más adelante en la División de Plata.
José Luis Rodríguez Sánchez | Tinta Celeste

Continue reading “Momentos Celta – Deportivo: el doblete de Azpeitia”

El runrún de Preferencia: la prueba definitiva

Quien más, quien menos, todo el mundo tenía ya bastante claro que lo del Celta en Europa era, esta temporada, un brindis al sol. Puede que no al principio pero, con el paso de las jornadas, se iba viendo cada vez más claro que el equipo no asimilaba la idea de juego de Unzué y, lo que es más grave para este tipo de objetivos, los resultados tampoco acompañaban. En las últimas semanas, incluso meses, el técnico ha insistido sin descanso en que el séptimo puesto está a tiro y que su equipo debe seguir peleando por él. Pues en el Estadio de la Cerámica su Celta dio todo un máster sobre los problemas que lo han lastrado durante el año. Y ante un rival directo. A pesar de que las matemáticas aun no lo han descartado, hoy parece claro que el Celta no estará en Europa la temporada que viene.
Miguel Gallego | TintaCeleste

Continue reading “El runrún de Preferencia: la prueba definitiva”