Cuando uno espera algo con todas sus fuerzas, con la máxima ilusión y con las expectativas más altas, corre el riesgo de llevarse un chasco. El ser humano tiende a idealizar determinadas situaciones de la vida, y más cuando estas tardan años e incluso décadas en llegar. Cuando además se le suma que la realidad cotidiana no es tan buena como uno espera, las consecuencias se magnifican. Esto fue lo que le sucedió al Celta en su vuelta a Europa diez temporadas después. Bastante hizo con salvar los muebles.
Miguel Gallego | Tinta Celeste

Tres jornadas sin puntuar; farolillo rojo en la Liga; un solo gol en tres partidos; lesiones de hombres importantes; y, en medio de todo esto, el retorno del Celta a las competiciones europeas una década después. Quizá no eran las circunstancias más ilusionantes para afrontar el momento cumbre en la carrera de muchos de los futbolistas de la plantilla . O quizá sí, y la visita al Standard de Lieja, un grande del curioso país centroeuropeo en horas bajas podía significar ese necesario bálsamo que reactivase a los de Berizzo en Liga. Tratando de infundir a toda costa esta segunda lectura en el celtismo y, por qué no decirlo, en el vestuario, Berizzo se llevó a toda la plantilla a Bélgica en un viaje con tintes de deja vu. Urgía hacer grupo y, también tener a mano todas las armas por si necesitaba acometer un cambio de sistema.

Derrota táctica

Curiosamente, de un error nació el planteamiento del debut: Berizzo planeó sacar tres centrales, David Costas, Cabral y Fontàs, puede que con el propósito de que el catalán actuase como pivote, posición que no le es desconocida. Pero el delegado, Vlado Gudelj, se equivocó y lo reemplazó por Sergi Gómez, no permitiendo la UEFA enmendar el error sin gastar el primero de los cambios. Así que el técnico se lió la manta a la cabeza y optó por defender con cinco, con Jonny y Lemos como laterales, Radoja y el Tucu en la medular, y un tridente arriba formado por Naranjo, Sisto y Rossi.

La defensa de cinco cumplió su objetivo a medias, concediendo ocasiones claras y provocando la práctica desaparición del centro del campo

La apuesta no salió bien. Además del planteamiento, Berizzo optó por una rotación masiva en lugar de introducir algunos cambios y de darles continuidad el domingo en Pamplona. Cuando esto sucede, como en el aciago partido de la temporada pasada en Vallecas, la falta de acoplamiento e incluso de rodaje de algunos futbolistas se hace más evidente, y esto lo acusa el grupo, que no se muestra como un bloque. Ello no quiere decir que las rotaciones no sean necesarias, que lo son y mucho. Pero, en gran número, sí pueden tener el efecto negativo que se vio en Lieja. Además, la defensa de cinco cumplió su objetivo a medias, concediendo varias ocasiones claras al rival, y provocando la práctica desaparición del centro del campo con un juego en largo impropio del Celta.

Buenas y malas noticias

Cuando lo mejor de un partido es el resultado, en este caso el empate, no suele haber mucho más que añadir. Pero el Celta necesita urgentemente buenas noticias, y se puede concluir que sí las hubo.

Buena noticia es el debut como titular de Giuseppe Rossi. Desde la punta del ataque, y aún a pesar de no recibir demasiados pases acertados, el italiano dio una lección magistral, culminada además con una sed de gol que no abunda en la plantilla actual. Con la portería entre ceja y ceja probó suerte dos veces. Y, en una de ellas, encontró la colaboración del portero para rescatar un punto. Algo que no habría ocurrido sin remates entre los tres palos. Buenas noticias fueron también otras dos caras nuevas. Especialmente Álvaro Lemos, que actuó en el lateral derecho pero con libertad para incorporarse. Especialmente en ataque dejó buenos destellos de la calidad que lo llevó a Primera División. Naranjo entró poco en juego, pero aprovechó los balones que le llegaron para intentar internadas eléctricas y muy verticales, al más puro estilo Santi Mina.

Cuando lo mejor de un partido es el resultado, no suele haber mucho más que añadir

Mala noticia es precisamente la ausencia de noticias sobre Pione Sisto. El fichaje estrella del Celta, el hombre que costó 6 millones de euros y que debe hacer olvidar a Nolito, está algo verde. Tras dos suplencias en Liga y una discretísima actuación en Lieja, ya es evidente. El Celta se ha caracterizado en los últimos tiempos por incorporar talentos jóvenes, pero Sisto debe explotar cuanto antes por el bien del equipo en una temporada crucial para la entidad. Habrá que tener paciencia, pero los resultados mandan. También fue una mala noticia el mal partido de David Costas. En su nueva oportunidad tras la cesión, y con el complicado papel de quinto central, el de Chapela volvió a estar muy flojo. Le faltó contundencia y le sobraron errores, seguramente lastrado por el mal pase que costó el gol belga en su primera acción.

El bálsamo

Después de un mal partido sin paliativos, el primer punto conseguido por el Celta esta temporada supo a gloria. El equipo cumplió sus objetivos más inmediatos: marcar, puntuar y reservar hombres importantes para el trascendental partido de Liga del domingo en el Sadar, donde todo apunta a que el once será muy parecido al de la derrota ante el Atlético, aunque con hombres como Roncaglia, Fontàs (que finalmente no disputó ni un minuto en Bélgica), Guidetti o incluso Rossi en la recámara, y la más que posible vuelta de Marcelo Díaz a la sala de máquinas.

El equipo cumplió sus objetivos más inmediatos: marcar, puntuar y reservar hombres importantes

Se ha repetido hasta la saciedad que el fútbol tiene reglas propias que, en la mayoría de los casos, trascienden todos los principios de la lógica. Y este caso es un claro ejemplo: un debut europeo que, por esperado, no fue más brillante, con una mala imagen que, pese a todo, permite traer un punto y mirar con más esperanzas a la Liga. ¿Cómo se puede ignorar los encantos de este deporte?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s