El FC Barcelona visita Balaídos para cerrar los siete partidos en veinte días que ha disputado el Celta -y también el propio equipo culé-. Un rival de nivel mundial para medir la mejoría celeste. Un equipo aspirante a todo con una plantilla de muchos quilates en la que, en los últimos años, la delantera ha ganado más peso sobre el centro del campo.
Borja Refojos | Tinta Celeste

Un año más, el Barcelona se presenta como favorito a ganarlo todo. El equipo culé ha conformado una plantilla todavía más potente que la del curso pasado, con un amplio fondo de armario en el que ha invertido más de cien millones en reforzar. De los fichajes de este curso, tan solo Umtiti parece tener opciones de asaltar la titularidad.

Luis Enrique, que regresa a Vigo, ha ganado las dos Ligas y las dos Copas del Rey que ha disputado, además de una Copa de Europa. Precisamente, volver a ganar el mayor torneo continental es el gran reto de uno de los transatlánticos, no solo del fútbol español, sino del fútbol mundial.

La plantilla: un armario con kilómetros de fondo

El once que montó Luis Enrique el año pasado parecía imposible de superar. Tanto fue así, que la inversión del club culé fue enfocada a dar amplitud a una plantilla repleta de superestrellas. De la alineación habitual del curso pasado tan solo han desaparecido Dani Alves y Bravo. El guardameta chileno salió rumbo Manchester para evitar la bicefalia que tenía con Ter Stegen, que queda como titular indiscutible. Jasper Cillessen llegó para ocupar el puesto del nuevo portero del City por 13 millones.

El resto de los fichajes también han llegado para entrar en la rotación y repartir los minutos sin bajar demasiado el nivel. Tan solo Umtiti -que no jugará en Vigo por lesión-, procedente del Lyon a cambio de 25 millones, parece con opciones de hacerse con la titularidad en lugar de Mascherano. Digné fue el otro fichaje para la retaguardia. 16 kilos dejó el Barça en un competidor de nivel para Jordi Alba en el costado izquierdo de una defensa en la que Piqué seguirá siendo el paladín. Sergi Roberto ha sido la gran irrupción del curso con una adaptación meteórica al lateral derecho.

rrr
Rafinha vuelve a casa.

En el centro del campo, los tres titulares seguirán siendo Busquets, Iniesta y Rakitic, futbolistas de máximo nivel complementarios entre sí. Arda Turan, plenamente adaptado, es un relevo de garantías, tanto para los interiores como para los atacantes. Caso similar al de Rafinha, que regresará a casa, igual que Denís. André Gomes completa el fantástico centro del campo culé. El portugués, campeón de Europa en verano, es la guinda del pastel de la zona ancha culé y llegó del Valencia a cambio de 35 millones.

Arriba, el tridente letal en el que faltará Leo Messi. El mejor jugador del mundo no jugará en Balaídos por lesión pero sí estarán Suárez y Neymar, el mayor peligro para los celestes. Paco Alcácer, el famoso cuarto delantero, completa la línea a cambio de 30 kilos.

La pizarra: menos control, más pegada

El ADN Barça es intocable, sigue vigente. Pero el fútbol dominador de Guardiola ha mutado. Ya no hay posesiones de 70% ni se juega el 90% del partido en el campo rival. Ya no es un Barcelona tan de centrocampistas. No lo es porque la irrupción de dos jugadores como Neymar y Suárez hace que su fútbol se enfoque más hacia la delantera.

El 1-4-3-3 no se toca, pero un jugador más de ida y vuelta como Rakitic en lugar del control absoluto de Xavi ejemplifica el espíritu de este Barça. La salvaje pegada de su delantera hace el resto.

La convocatoria: sin Messi pero con máximo peligro

Solo un equipazo del nivel del Barcelona puede lograr que la baja del mejor jugador del mundo no sea un drama. El Barça ha contabilizado por victorias la ausencia del argentino, que se lesionó contra el Atlético de Madrid en un equipo que  terminó 1-1. Contra Sporting y Borussia Monchengladbach, victorias.

Umtiti, también lesionado, tampoco viajará. El otro ausente será Aleix Vidal, con quien Luis Enrique no cuenta.

Porteros: (#1) Ter Stegen y (#13) Cillessen.

Defensas: (#20) Sergi Roberto, (#3) Piqué, (#14) Mascherano, (#24) Mathieu, (#18) Jordi Alba, (#19) Digné.

Centrocampistas: (#5) Busquets, (#4) Rakitic, (#8) Iniesta, (#21) André Gomes, (#6) Denís Suárez, (#7) Arda Turan y (#12) Rafinha.

Delanteros: (#9) Luis Suárez, (#11) Neymar y (#17) Alcácer.

Anuncios

One response to “De la sinfonía a la destrucción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s