El último lustro del Deportivo de La Coruña ha sido convulso por muchos motivos. Partiendo de una frágil situación económica e institucional, en Riazor han pasado, en apenas diez años, de acostumbrarse a saborear la gloria cada domingo a tener que realizar un profundo ejercicio de reconstrucción desde los cimientos. De lo que fue el Super Dépor ya no queda nada más allá del romanticismo. Los blanzquiazules son otros. El grupo de Gaizka Garitano destaca por ser el primero en muchos años construido sobre una base medianamente sólida.
Adrián Viéitez | Tinta Celeste

El rival del Celta por antonomasia visita Balaídos, en una de esas citas ineludibles en el calendario de cada temporada. La trayectoria del Deportivo de La Coruña, medianamente similar a la de los celestes a lo largo de las últimas décadas, se ha desmarcado un poco desde que fuesen ellos, y no el Celta, quienes descendieran en el último aliento de la temporada 2012/13.

Tras el hundimiento del proyecto de Víctor Sánchez del Amo la pasada campaña, en una terrorífica segunda vuelta que a punto estuvo de hacer peligrar la permanencia de un equipo que, en enero, ocupaba una cómoda plaza en la zona media-alta de la tabla clasificatoria, el técnico bilbaíno Gaizka Garitano se ha hecho con el mando del banquillo del Deportivo.

Su arranque de temporada no ha sido exactamente satisfactorio, encontrándose actualmente con ocho puntos y al filo del descenso, pero lo cierto es que tres de las cuatro derrotas que acumula tuvieron lugar contra equipos –Athletic, Atlético de Madrid y Barcelona– frente a los que lo lógico era, precisamente, perder. Para los de Garitano, lograr un triunfo en o noso derbi sería un trampolín inmejorable.

La plantilla: enésima renovación en ataque

La pérdida de Lucas Pérez en los últimos suspiros del mercado estival, aunque esperada, fue un duro golpe en A Coruña. El punta se había convertido, a lo largo de las dos últimas temporadas, no solo en el referente ofensivo y principal baluarte goleador del equipo, sino también en una suerte de símbolo al que aferrarse, algo de lo que el Deportivo adolecía desde el adiós de Juan Carlos Valerón.

Pese a todo, lo cierto es que el pasado verano fue relativamente más tranquilo que los anteriores en los aledaños de Riazor. Los blanquiazules fueron capaces, de hecho, de mantener al grueso de sus jugadores clave. Futbolistas como Sidnei, Pedro Mosquera, Celso Borges o Fayçal Fajr permanecieron en las filas del club coruñés, que, sin embargo, se vio obligado a rehacer, una vez más, su línea de ataque partiendo de cero.

w_900x700_01210917l_3
Emre Çolak es el futbolista más habilidoso del Dépor de Garitano.

A la baja de Lucas se sumaron la de Luis Alberto, jugador fundamental en el esquema deportivista la pasada campaña y principal enlace, junto a Fajr, entre medio campo y delantera en la transición ofensiva blanquiazul; y la de Fede Cartabia, finalizando ambos su periplo como cedidos en el Deportivo. Para cubrir estas sensibles bajas, el club presidido por Tino Fernández pescó en diferentes mares.

Desde Segunda División llegaron a A Coruña Borja Valle, jugador polivalente de banda que venía de hacer una temporada excelente en Oviedo, y Florin Andone, goleador del Córdoba y la selección rumana. También se incorporaron dos viejos conocidos de la liga española, como son Carles Gil y Bruno Gama, quien precisamente jugó en las filas deportivistas hasta hace apenas tres años. Además, con algo más de riesgo, llegaron a Riazor Ryan Babel, Marlos Moreno y Emre Çolak. El mercado del Deportivo se cerró con el ilusionante fichaje del excéltico Joselu, quien llegaba para suplir a Lucas y tuvo la mala fortuna de lesionarse de gravedad en su primer encuentro vistiendo la blanquiazul.

La pizarra: solidez entre líneas

El Deportivo de Garitano es, igual que ocurría con el de Víctor, un equipo que encuentra su mayor fortaleza en su solidez defensiva. La pareja conformada por Raúl Albentosa y Sidnei en el centro de la zaga combina carácter y solvencia a la perfección, con un tercer central como Alejandro Arribas que también cumple con creces. En los laterales, el técnico bilbaíno puede contar tanto con futbolistas de mayor perfil defensivo, como Laure y Fernando Navarro, como con otros de clara proyección ofensiva, del tipo de Luisinho y Juanfran, quienes también pueden desempeñarse con soltura en la posición de extremos.

En el medio, el trivote conformado por Guilherme, Mosquera y Borges es prácticamente inamovible, y pone por delante de forma clara al músculo frente a la calidad en la distribución de la pelota. El futbolista de mayor pegada de los tres es sin duda el costarricense, que se ha convertido en uno de los hombres referencia del equipo tras la salida de Lucas.

w_900x700_01212812lg_2
Celso Borges sigue ganando enteros dentro del vestuario blanquiazul.

Arriba, Garitano sí cuenta con jugadores de mayor capacidad técnica. El turco Emre Çolak, quien está jugando caído a banda pese a poseer características de mediapunta, es el jugador diferencial en la línea de tres cuartos junto a Fayçal, mientras Carles Gil, Marlos Moreno o Bruno Gama ponen la verticalidad por banda, a la espera de que Ryan Babel encuentre regularidad. En punta, ante la lesión de Joselu, Andone se ha convertido en una suerte de islote solitario y luchador en busca de un gol con el que todavía no se ha encontrado

El 4-3-3 que plantea Garitano es de clara vocación defensiva, con dos centrocampistas de retención que permiten que la línea entre medio campo y defensa esté bien cerrada. La baja de Lucas es especialmente sensible al tratarse de un equipo que busca hacer daño al contraataque con salidas en velocidad, para las cuales un punta del perfil del coruñés encaja a la perfección.

La convocatoria: con todo a por el derbi

El Deportivo visita Balaídos con prácticamente todos sus efectivos disponibles, a excepción de Laure, expulsado el pasado sábado frente al Barcelona, y de Joselu.

Porteros: Lux y Tyton.

Defensas: Juanfran, Fernando Navarro, Albentosa, Sidnei, Arribas y Luisinho.

Centrocampistas: Álex Bergantiños, Pedro Mosquera, Emre Çolak, Carles Gil, Borja Valle, Fayçal Fajr, Guilherme, Bruno Gama y Borges.

Delanteros: Marlos Moreno, Andone y Babel.

Posible formación

Deportivo de La Coruna - Liga Santander - Football tactics and formations

Anuncios

One response to “Larga travesía de reconstrucción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s