El Celta estrenó 2017 en Balaídos con una victoria ante el Málaga. Un triunfo gestado desde la presión alta y el acierto, en el que Iago Aspas fue absoluto protagonista con una participación activa en los tres tantos del conjunto vigués: el primero, que llevó su firma tras un prodigioso giro de tobillo con el que sentó a Kameni. El segundo llegó tras un robo en la salida de balón rival del morracense y un centro de Bongonda para Wass. Y el tercero, en una falta lateral servida por Iago que Fontàs remató a la red tras aprovechar el error de Cabral en el disparo. El tanto del cuadro costasoleño, de Wass en propia puerta, no pasó de anécdota en un buen partido de los de Eduardo Berizzo, que vuelven a impulsarse a la zona media-alta de la tabla.
Borja Refojos | Tinta Celeste

 

Celta 3-1 Málaga

Celta: Rubén; Hugo Mallo, Cabral, Fontàs, Jonny; Marcelo Díaz, Radoja (Sergi Gómez, min. 85), Wass; Iago Aspas, Bongonda (Pione Sisto, min. 69) y Guidetti (Pape, min. 63).
Málaga: Kameni; Rosales, Miguel Torres (Llorente, min. 11), Mikel, Juankar; Camacho, Recio, Fornals (Juanpi, min. 56), Chory Castro (Jony, min. 80), Santos; y Sandro.
Goles: 1-0 Iago Aspas (min. 7). 2-0 Wass  (min. 59). 3-0 Fontàs (min. 82). 3-1 Wass, en propia puerta (min.86).
Árbitro: González González (comité castellano-leonés). Amonestó al jugador local Sergi Gómez y a los visitantes Fornals, Recio, Camacho y Juankar.
Balaídos. 17.890 espectadores. Antes del encuentro se hizo entrega del premio Manuel de Castro a Iago Aspas, que le acredita como mejor jugador del Celta en el año 2016, premio que entregan Siareiros, moiceleste.com y El fútbol es celeste.

No habían tenido tiempo los vigueses para reponerse de la resaca que dejó la dinocabalgata de Reyes en la Ciudad Olívica. Tampoco gozaron de demasiado tiempo para ocupar sus asientos en Balaídos cuando otro rey, en este caso el del Celta, deleitó con su magia al personal para inaugurar el marcador. Y es que Iago Aspas no es un dinosaurio, pero como ellos, es enorme y como los protagonistas de la cabalgata, es rey y es mago: Jonny robó y soltó para el de Moaña que con un fabuloso giro de tobillo se deshizo de Kameni para mar su undécimo tanto en Liga, el decimoquinto de la temporada y el duodécimo en los últimos once encuentros. Oro, incienso y mirra juntos para el Manuel de Castro 2016 que estrenaba galardón opositando al de 2017.

El Málaga, que había salido animoso con un par de tiros de Chory Castro, se topaba de bruces con la realidad de enfrentarse al jugador más en forma del campeonato. Junto a Iago, el Celta empezó a carburar y de nuevo un excelso Radoja apareció para sostener al equipo y dejar que Marcelo Díaz tocase la sinfonía del fútbol. El chileno va a más y el equipo lo nota.w_900x700_08201223vgo20170109-30

La efervescencia local se saldó con un remate de Guidetti que tocó en el brazo de Llorente. El Málaga se rearmó y buscó a base de juego directo incomodar al Celta, de la mano de un Sandro que se está destapando como un magnífico futbolista. La defensa y Rubén aguantaron el tipo y el choque llegó al descanso.

El Málaga volvió a apretar a la vuelta de vestuarios y a los de Berizzo les tocó defender, una suerte que mejor realizan cuanto más lejos estén de su propia portería. Así, de nuevo Aspas, demostró que se puede ser el mejor también defendiendo y robó una pelota en la salida de balón visitante, el cuero llegó a Bongonda que, en un calco del gol del jueves en Mestalla, sirvió a Wass que puso el gol de la tranquilidad.

Aspas es oro, es incienso y es mirra 

La reacción del cuadro malacitano fue inmediata, con un mano a mano de Juanpi con un Rubén rapidísimo de piernas que envió a córner. El mosense sigue creciendo con el paso de los partidos y ya no deja dudas de su asentamiento en la titularidad.

Berizzo blindó el medio con Pape en lugar de Guidetti y realizó un segundo cambio antes de lo que le hubiera gustado por las molestias de Bongonda. Sisto entró en su lugar poco antes del tercer tanto que cerró el partido. Una falta lateral botada por –quién sino- Iago Aspas en la que el balón va raso y Cabral no acierta a rematar –para presumir diremos que lo dejó pasar inteligentemente-. Con toda la defensa del Málaga rendida a semejante amago, Fontàs recogió la pelota y remató con la derecha al fondo de la red.w_900x700_08200309vgo20170109-26

El partido estaba sentenciado y el Celta se dedicó a sestear. El Málaga, que demostró se mejor equipo de lo que dice el resultado, maquilló el marcador con un tanto en propia puerta de Wass, que no acertó a despejar un fabuloso lanzamiento de Sandro, excelso en todos los golpeos a balón parado.

El partido acabó con un único motivo para torcer el morro: los cambios de Bongonda y Radoja, propiciados por problemas físicos, unidos a la ausencia de Pablo Hernández por el mismo motivo. Todo lo demás fue tan bueno o mejor que la dinocabalgata: un rey mago, tres tantos como tres eran el oro, el incienso y la mirra, y hasta un regalito en forma de gol en propia puerta. Todo endulzado con caramelos en forma de tres puntos y un partido de vuelta de la Copa que no pasará de trámite.

 

Anuncios

One response to “Rey y mago

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s