Borja Refojos | Tinta Celeste

A dónde irán los besos,
que guardamos, que no damos. 
(…) dónde irán tantas cosas que juramos un verano.
A dónde irán los besos, Víctor Manuel, 1993.

OPINIÓN | ¿Dónde fueron? Imposible saber dónde están y qué pasó por el camino, pero lo cierto es que tantas cosas que juraron el Celta y José Naranjo el pasado verano, hace tan solo un puñado de meses, son papel mojado. El andaluz ya es jugador del Genk –de hecho ha debutado hoy- y en un abrir y cerrar de ojos todas las esperanzas puestas en el jugador revelación de la pasada Liga en Segunda División se fueron por el sumidero.

celta-el-celta-ficha-a-jose-naranjo-marca-com_752777
El primero en llegar, el primero en marcharse.

Nadie puede hacerse el sorprendido porque Naranjo salga en este mercado invernal. Su historia en Vigo no fue bien desde el principio. Ya desde la pretemporada la cosa no cuajó. La sensación general era de tranquilidad, de “ya llegará su momento”. Y su momento llegó. Fue en Lieja –curiosamente en Bélgica- donde debutó. No firmó un partido brillante, en la misma línea que el resto del equipo, pero sí dejó detalles prometedores. Volvió a aparecer en la segunda jornada, en Balaídos contra el Panathinaikos –sus únicos minutos en el Municipal vigués-. Fueron los últimos en la Europa League. Naranjo desapareció incluso de las convocatorias europeas y las preguntas empezaron a surgir. Berizzo lo zanjaba apelando a su falta de adaptación al equipo. ¿Mensaje entre líneas? El caso es que su tercer y último partido fue la ida de los dieciseisavos de Copa con el UCAM en el que se confirmó que su estado anímico estaba muy lejos de ser apto. Cabizbajo y más alicaído con cada fallo, el onubense se ahogó en el mar de su ansiedad. Todo esto, unido a alguna salida de tono en twitter, invitaba a pensar en una cesión que le ayudase a foguearse y continuar su formación. Lo verdaderamente chocante es que haya abandonado la disciplina céltica definitivamente, en forma de traspaso.

Así acabó la efímera historia de Naranjo en el Celta. Corta, nada intensa y con muchos interrogantes. Una operación positiva en lo económico –el Celta pagó en torno al millón de euros al Nàstic y ahora percibirá 1.8 y el 10% de una futura venta-, pero con muchas dudas en lo deportivo, por el potencial de un chico que tuvo un papel muy dominador en la segunda vuelta del curso pasado en Segunda. Es cierto que el salto de Segunda a Primera es muy grande, pero no parece mucho mayor que el de la liga danesa a la española

w_900x700_3021490516-11-30_ucam_celta_
Una foto muy representativa del paso de Naranjo por el Celta.

Sea por lo que sea, Naranjo no cuajó en Vigo. No cuajó con la propuesta, no cuajó con el cuerpo técnico e incluso da la sensación de no haber cuajado con sus compañeros. Siendo así –y con la posibilidad de que Berizzo renueve- el escenario de una cesión no cambiaría su situación de cara al curso que viene y la golosa oferta del Genk no hace necesario que el futbolista se revalorice a préstamo en otro club.

La historia de amor Naranjo-Celta acabó abrupta y prematuramente. De hecho ni siquiera empezó. Aquel verano y las cosas que juraron ya quedan lejos. Ni besos temblorosos en programa doble de cinco pesetas, ni atardeceres por las callejas sin darse tregua, ni esos besos distintos de pasar de ir a la escuela. Quizá el único beso que conocieron fue el de Judas, el que descubrieron sin darse cuenta. El resto nunca se sabrá a dónde fueron –o quizá sí-. Lo único cierto es que Naranjo ya es pasado celeste, sin llegar a haber sido nunca presente y con la incógnita de lo que podría haberle deparado el futuro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s