La segunda unidad del Celta cuajó un más que digno partido en Anoeta ante una Real Sociedad que fue superior, sobre todo en el segundo tiempo, pero a la que solo una acción a balón parado –de nuevo la bestia negra celeste- le permitió superar a un gran Sergio y a sus esmerados compañeros en el apartado defensivo. En ataque, el concurso de Pione Sisto fue –otra vez- más que notorio. Es la primera derrota de 2017.
Borja Refojos | Tinta Celeste

Real Sociedad 1-0 Celta

Real Sociedad: Rulli; Zaldua, Íñigo, Raúl Navas, Yuri; Zurutuza, Granero, Canales (Gaztañaga, min. 79); Vela (Xabi Prieto, min. 70), Juanmi y Willian José (Oyarzabal, min. 62).
Celta: Sergio; Roncaglia, Sergi Gómez, Fontàs, Planas; Pape (Iago Aspas, min. 83), Pablo Hernández, Jozabed (Radoja, min. 67); Pione Sisto, Señé (Guidetti, min. 73) y Rossi.
Gol: 1-0 Juanmi  (min. 71).
Árbitro: Del Cerro Grande (comité madrileño). Amonestó con tarjeta amarilla a los jugadores locales Yuri y Juanmi, y a los visitantes  Planas, y Rossi.
Anoeta. 19.845 espectadores.

No pudo ser. El Celta no fue capaz en Anoeta de hacer su “chollada” particular. A diferencia de muchos dirigentes de ese partido del que usted me habla, el equipo vigués no pudo apañar ningún sobre en Anoeta. No hubo cobro en B. Los chicos de Berizzo –estos también lo son- firmaron un notable primer tiempo en el que contuvieron a una Real Sociedad que sí salió a cobrar con factura y que quizá tenga que pagar el IVA en la Copa y puede que también en la Liga a medio plazo, ya que las rotaciones brillan por su ausencia para Eusebio.

Los peores presagios quedaron muy lejos de cumplirse en un inicio de partido en el que el Celta mantuvo a raya al equipo txuri-urdin sin demasiados problemas. Tanto la defensa como el centro del campo, con Pape y el debutante Jozabed, sujetaron los envites realistas sin demasiados problemas. Willian José, Vela, Yuri… la Real bailaba pero no picaba

Pione Seísmo

Total que el Celta andaba preocupado de que no le hicieran daño y no tanto de hacerlo. Para eso estaba Pione Sisto. El danés no para de crecer en los últimos meses y cuenta sus actuaciones por buenas notas. En Anoeta fue el gran argumento ofensivo celeste y dejó su tarjeta de presentación con un disparo seco y raso desde fuera del área que obligó a Rulli a despejar a córner con una buena estirada.

No hubo cobro en B

Conducciones vertiginosas, cambios de dirección, aceleraciones, caracoleos… el joven danés se convirtió en un terremoto para la zaga realista, que en ningún momento pudo sujetar el énfasis de un Pione que pasada la media hora se topó de nuevo con Rulli que el argentino sacó con las piernas. El pase, magnífico, había sido de un intermitente Rossi.

Tamborrada

La Real pisó el acelerador a la vuelta de los vestuarios. Eusebio colaboró introduciendo a los dos únicos titulares que descansaron por decisión técnica. Oyarzabal disparó el partido y Xabi Prieto le puso seda. El equipo donostiarra fue a por todas y al Celta le tocó sufrir. Fue entonces cuando apareció Sergio para demostrar que él también es un activo de este equipo. Una gran parada a Rulli y una mano a un centro envenenado mantuvieron al equipo celeste en el partido, cada vez más achicado ante el asedio local.

w_900x700_221855176
“Aquí estoy yo”.

El único susto lo dio Señé, pero de nuevo apareció Rulli para desbaratar la ocasión del catalán, claramente el más discreto de los hombres de Berizzo. El partido estaba a punto de entrar en esa fase final del gol partido cuando –cómo no- en una acción a balón parado, Juanmi remató completamente solo un envío desde la esquina aprovechando un importante despiste del recién ingresado Radoja en la marca.

Los veinte minutos que quedaban fueron un quiero y no puedo. Berizzo juntó a sus tres nueves arriba y el Celta merodeó el área local durante la última fase del choque. Guidetti dejó una brillante asistencia de tacón para Sisto, que se encontró de nuevo con Rulli, muy seguro toda la tarde. Fue de nuevo el tacón del ariete sueco el que generó peligro, esta vez para rematar fuera, el que generó la mejor ocasión visitante en un tramo final en el que el equipo vigués luchó pero no lo consiguió. La realidad no es tan ingrata cuando se puede soñar. Y el Celta tiene un sueño muy grande que cumplir el próximo miércoles.

Anuncios

One response to “Con oficio pero sin beneficio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s