Durante años, esa ha sido una frase muy utilizada en el mundo del deporte en general y del fútbol en particular. Se pronuncia para explicar derrotas injustas pero persistentes cuando se adoptan determinadas actitudes sobre el campo. Por suerte, el Celta no ha necesitado utilizarla en los últimos tiempos. Sin embargo, y sea casualidad o consecuencia, el equipo se ha dejado puntos cuando la inminencia de un partido trascendental ha obligado a las rotaciones en el equipo. La pérdida de acoplamiento y de calidad en el once solía venir acompañada de una mala imagen y del resultado adverso. La derrota en Vallecas la temporada pasada es paradigmática. Esta vez ha sido diferente. El equipo novedoso y fresco que Berizzo dispuso en Anoeta cumplió con nota, dejó una buena imagen… pero perdió como siempre.
Miguel Gallego | TintaCeleste

Anoeta medía el buen momento de dos equipos en trayectoria liguera ascendente e inmersos en eliminatorias exigentes de Copa. Pero era el torneo del KO el que marcaba la gran diferencia. El Celta se encontraba a un paso de tumbar al Real Madrid y de colarse en semifinales por segundo año consecutivo. La Real Sociedad, tras el 0-1 de la ida contra el Barcelona, se veía en la tesitura de priorizar la Liga, algo por lo que se decantó Eusebio. Berizzo, consciente de que el celtismo suspira por la posibilidad de alcanzar un título, no vaciló, y reservó casi todo su equipo de gala para el miércoles.

Ocho novedades

En el equipo titular que saltó a Anoeta quedaba claro que Berizzo respeta mucho al Real Madrid y que no se va a guardar nada en busca de la clasificación. Pero también quedó claro que está dispuesto a exprimir todo el jugo que tiene en su plantilla, y que confía en sus hombres. En los más habituales, y en los que no lo son tanto. Tras la dura derrota de hace un año en Vallecas, Berizzo no parecía creer que algo similar podría ocurrir a pesar de rotar todo el equipo. Solo repitió tres jugadores en el once con respecto al que ganó en el Bernabéu: Sergio, por la lesión de Rubén; Roncaglia, comodín defensivo; y el Tucu Hernández, baja obligada ante el Real Madrid. Incluso se permitió el lujo de reservar al que probablemente sea el goleador más en forma del fútbol español, Iago Aspas.

Queda claro que Berizzo está dispuesto a exprimir todo el jugo que tiene en su plantilla, y que confía en sus hombres

Berizzo sabe muy bien que la dosificación de su plantilla en una temporada con tres competiciones es fundamental. Sus futbolistas no solo deben llegar frescos al partido contra el Real Madrid. Deben estarlo también las dos próximas semanas si se confirma el pase a una semifinal igual de exigente. Y, casi a continuación, vuelve Europa. Pero todo esto no quiere decir que no haga falta seguir sumando en Liga. Todos estos cambios, que probablemente volverán a verse más veces, se hacen pensando en repartir minutos, pero no en tirar los partidos. Y en Anoeta quedó claro que Berizzo no se equivocaba cuando apostó por una segunda unidad que incluso pudo llevarse el partido.

Suplentes de lujo

Claro que un equipo con tantas caras nuevas esconde algún que otro truco. En la parcela ofensiva aparecieron hombres llamados a tener más protagonismo. Pione Sisto es uno de ellos. El danés llegó en verano con el cartel de fichaje estrella y, siempre que ha jugado, ha dejado la sensación de que está llamado a hacer grandes cosas. De hecho, su rendimiento va creciendo en cada partido. En Anoeta incluso ejerció el papel de líder en algunos momentos. Solo le faltó, y al Celta también, el gol.

Berizzo sabe muy bien que la dosificación de su plantilla en una temporada con tres competiciones es fundamental

Otro de los futbolistas que parecía que iban a tener más minutos, pero que siempre cumple, es Giuseppe Rossi, y eso que le suele tocar bailar con la más fea. El italiano actuó en punta y, a pesar de que los delanteros viven del gol, y este no puede llegar cuando no juegan, suele dejar cosas. En Anoeta no estuvo especialmente participativo, pero sí se asoció constantemente y puso su granito de arena. En este tramo de la temporada, en el que parece que se asienta un once de gala con Guidetti y Aspas, parece que seguirá teniendo opciones de destacar.

Otro futbolista a tener en cuenta, aunque no por su rendimiento, es Jozabed. El andaluz acaba de llegar y, viendo su desempeño, parece estar en plena pretemporada. El problema es que el Celta está en una fase en la que no hay, precisamente, minutos de la basura. En Anoeta le tocó estrenarse como titular y estuvo desdibujado. Es de esperar que, con el paso de los partidos, su forma mejore y mucho. Aun está a tiempo de ayudar, y más con lo que viene.

El maldito balón parado

Todo serían buenas noticias si no fuese por el gol de la Real Sociedad. Todo el buen trabajo hecho por este equipo, que tuvo que lidiar con la falta de automatismos derivada de la continuidad, se fue al traste por culpa de una acción de estrategia. Sin más. Un error que no tiene mucho que ver con las piezas dispuestas en el campo. De hecho lo cometió Radoja, titular indiscutible esta temporada. El Celta tiene un problema con el juego a balón parado, eso no es nuevo. El problema es que el equipo se está jugando mucho, y duele ver que todo se sigue tirando por la borda en las mismas jugadas de siempre. Perdimos como siempre…

Duele ver que todo se sigue tirando por la borda en las mismas jugadas de siempre

La conclusión que deja el encuentro es que, si no hubiese sido por una acción a balón parado, el Celta podría haber puntuado en San Sebastián. Había recelo en una parte del celtismo por el posible baile de rotaciones que se avecinaba en esta cuesta de enero. Las experiencias pasadas no invitaban precisamente al optimismo. Pero, visto lo visto, se puede ver con un poco más de optimismo el tramo liguero que se avecina, y en el que pueden repetirse formaciones similares. Porque, en las copas, el Celta tiene una salud de hierro.

Anuncios

2 respuestas a “El runrún de Preferencia: jugamos como nunca, perdimos como siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s