Cuando un equipo pierde la categoría su primer objetivo es recuperarla. Es una sensación que el Real Club Celta ha experimentado en repetidas ocasiones a lo largo de sus ya casi 94 años de historia. Durante la década de los 60 la frustración acompañó cada uno de los intentos del club olívico por alcanzar un lugar entre los grandes de España. Uno de los futbolistas que vivió en directo buena parte de aquella oscura década fue Manuel Rodríguez Rial, más conocido como Zamorita.
José Luis Rodríguez Sánchez | Tinta Celeste

La parroquia viguesa de Sárdoma fue testigo en mayo de 1935 del nacimiento del pequeño Manuel, a quien ya desde niño comenzaron a llamar Zamorita. El apodo le iba a acompañar durante toda su vida, incluida toda su carrera como futbolista. Una carrera que se inició en equipos modestos como el Sporting Guardés y que comenzó a perfilarse en el hoy desaparecido Turista durante la segunda mitad de la década de los 50.

El club de Lavadores, por entonces en Tercera División, logró un subcampeonato en el grupo gallego en la temporada 1956/57, que le otorgaba derecho a jugar la promoción de ascenso. Por entonces se debían superar dos eliminatorias previas frente a otros subcampeones de Tercera. El modesto equipo vigués superó al Langreano y al Atlético Zamora, a los que endosó sendos 5-0 como local. Tocaba entonces enfrentar a un equipo de Segunda División, que no fue otro que el Racing de Ferrol. No hubo sorpresa y el Turista cayó por un global de 3-0, por lo que no se consumó el ascenso.

Plan ‘renove’

Para Zamorita, que tenía 22 años recién cumplidos, aquella fue su primera gran cita. Por entonces gobernaba en el mediocampo gracias a su golpeo de balón, capacidad organizativa y visión de juego, si bien su rapidez y su físico escurridizo le permitían también desarrollar una muy buena labor en la demarcación de extremo derecho. En 1959 fichó por un Celta que trataba de ilusionarse tras la lamentable temporada anterior, en la que se había consumado el descenso a la División de Plata. Junto con él llegaron otros futbolistas como Lolo Gómez, Antonio Pais o el asturiano Toni, que buscaban revitalizar a un equipo que se parecía muy poco al que unos años antes había cuajado excelentes temporadas en la máxima categoría.

Con el Turista disputó la campaña 1966/67 antes de colgar las botas

En su primera campaña vestido de celeste Zamorita fue un habitual en las alineaciones de Baltasar Albéniz, técnico que reemplazó al argentino Roberto Enrique Lúpiz a partir de la quinta jornada. El de Sárdoma consiguió cinco goles —incluido un doblete ante el Ourense— y superó los 2.000 minutos de juego entre liga y copa. Fue aquella una buena temporada de los de celeste, que visitaban al Racing de Santander en la penúltima jornada con opciones de ascenso directo. Por desgracia solo pudieron arrancar un empate, con lo que fueron los cántabros quienes certificaron el salto de categoría, mientras que el Celta se veía obligado a disputar la promoción frente al Valladolid. Una eliminatoria en la que Zamorita fue uno de los destacados en un encuentro de ida en el que el Celta no pasó de un discreto 2-2 como local. En Pucela los de Vigo salieron goleados 5-0 en un encuentro en el que el extremo vigués no fue alineado por el gran Ricardo Zamora, repescado sin éxito para dirigir la eliminatoria.

zamorita4_zamoritab
Zamorita, un gran futbolista que no pudo celebrar ascenso alguno con el Celta (Foto: yojugueenelcelta.com)

De cara a la campaña siguiente el banquillo iba a estar ocupado por Yayo, futbolista céltico durante la década de los 40. El club olívico se mantuvo durante todo el curso en las primeras posiciones y peleó siempre por un ascenso que tampoco se iba a poder materializar.

Liderato en juego

En la primera jornada de la segunda vuelta llegaba a Balaídos Osasuna, líder por entonces con un punto de ventaja sobre Celta y Deportivo. En el equipo navarro jugaban como titulares los jovencísimos Zoco y Fusté, en las que supusieron sus experiencias previas a fichar por Real Madrid y Barcelona. Pero en aquella tarde de enero de 1961 poco iban a poder hacer ante un gran Celta. Los de Yayo impusieron su mayor intensidad sobre el barro de Balaídos y lograron adelantarse con gol de Lolo Gómez cerca del cuarto de hora de juego. Apenas diez minutos más tarde el propio Gómez convertía el segundo tanto y situaba una cómoda ventaja en el marcador para los de casa. Con 2-0 se llegaba al intermedio.

En la segunda mitad se mantuvo la misma tónica, con un equipo navarro que no conseguía escapar de la presión viguesa. A los 58 minutos llegaba el tercer tanto por mediación de Zamorita. El de Sárdoma completó, al igual que todos sus compañeros, un gran partido y lo coronaría con un nuevo gol, tras un disparo desde fuera del área en el minuto 87 de juego. Antes Félix Ruiz había conseguido el tanto del honor para los visitantes, que cedían momentáneamente el liderato al Celta.

zamorita5_20151026_200722
Zamorita, reconocible por su firma, en una alineación de los años 60 (Foto: yojugueenelcelta.com)

Desde aquel día y hasta el final la lucha por la primera plaza fue muy enconada pero los de Vigo fallaron en el momento decisivo. Mientras Osasuna hacía pleno en las cinco últimas jornadas los de celeste apenas podían sumar cuatro puntos de los diez en disputa, por lo que fueron los navarros quienes se llevaron el gato al agua. El Celta se veía por segundo año consecutivo abocado a disputar el cara o cruz de la promoción, en la que de nuevo el equipo se iba a quedar con la miel en los labios. En esta ocasión fue el Oviedo el que impidió el ascenso del club olívico al vencer por un global de 3-2.

Regularidad sin premio

Para Zamorita aquella fue su temporada más completa, con ocho goles en liga y cerca de 2.900 minutos de juego efectivo. Peor le irían las cosas en el curso siguiente, en el que jugó mucho menos. A pesar de ello vio portería en siete ocasiones en una campaña en la que el equipo finalizó en una decepcionante sexta plaza.

zamorita3_8celtaydepor_7
Las cualidades de Zamorita le permitían jugar en mediocampo y también como extremo (Foto: elfutbolesceleste.com)

La llegada de Iñaki Eizaguirre al banquillo en 1962 permitió al volante vigués recuperar la continuidad en el once titular. El equipo volvió a quedarse lejos de la zona de ascenso pero Zamorita, con 27 años, recuperó las sensaciones y la confianza tras conseguir disputar 23 encuentros de liga y dos de copa. Algo muy parecido sucedería un año más tarde, cuando Joseíto tomó las riendas del equipo y el de Sárdoma superó los 2.500 minutos de juego entre las dos competiciones oficiales en las que participó el equipo. Con todo, su efectividad de cara al marco rival ya no fue la de antaño y tan solo pudo convertir dos dianas.

Su última temporada con la casaca celeste fue la 1964/65 y en ella calcó prácticamente las cifras que había registrado un año antes en liga. Zamorita continuó como titular indiscutible hasta el 4 de abril de 1965, día en que jugó su último partido como céltico. Fue en un empate a cero en Balaídos ante el Europa. Manuel Rodríguez Rial, cansado de que la directiva de la época le cerrase las puertas a fichar por otros clubes de Primera, dejó el Celta y fichó por el Deportivo. En A Coruña no consiguió triunfar, mermado por una lesión de tobillo. Su última temporada en activo la afrontó en Vigo, en el equipo que le proyectó. Con el Turista disputó la campaña 1966/67 antes de colgar las botas y dedicarse a entrenar a equipos modestos como Silva o Rápido de Bouzas.

zamorita2_celta-1964-05-10
Zamorita, segundo por la izquierda en la fila inferior, en una alineación correspondiente a la temporada 1963/64 (Foto: equiposdefutbol2.blogspot.com)

En total fueron seis temporadas en las que siempre se partía con el objetivo del ascenso entre ceja y ceja. Esa fue quizás la impotencia con la que tuvo que lidiar el inolvidable Zamorita, quien se quedó en dos ocasiones a las puertas de celebrar un ascenso que no llegaría hasta 1969, cuatro años más tarde de que dejase el Celta. Fue un futbolista muy completo de mediocampo hacia adelante a quien, quizás, le faltaron los complementos adecuados para sacar al Celta del pozo de la Segunda División.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s