Desde el día del sorteo de semifinales y, más aun, desde que concluyó el partido de ida, la posibilidad de la eliminación del Celta de esta Europa League que tantas alegrías le ha dado era una realidad palpable. El Manchester United había dejado de lado sus lesiones y dudas y había recuperado su condición de máximo favorito al título. Pero quedaba el partido de vuelta, y una nueva oportunidad de demostrar la Afouteza que había llevado al Celta hasta Old Trafford. Ni un gol en contra lo apartó de su objetivo. Una vez más, el equipo vigués llegaba vivo a la última jugada apelando a la épica. Por un segundo, lo que parecía imposible se convirtió en real. El celtismo pudo imaginar una final europea, pudo incluso hacer planes. Pero el balón murió en la bota de Guidetti y, con él, todos los sueños se esfumaron. Como cuando aquel balón pasó a centímetros de la bota de Gudelj ante el Olympique. Como cuando Alejo clavó la suya en el césped del Calderón. Una vez más, el Celta se queda a un paso de la gloria, con el sabor de la derrota en la boca. Y, una vez más, con la sensación de que lo alcanzado es irrepetible.
Miguel Gallego | TintaCeleste

Derrota injusta. El Celta no se merecía esto. Es el sentir general, la sensación que le ha quedado a todo el mundo del fútbol tras el dramático desenlace del partido de Old Trafford, y así ha quedado plasmado en medios y redes. Porque el Celta fue capaz de levantarse, de poner contra las cuerdas al equipo más rico del planeta. Porque todos lo sintieron suyo por un momento. Pero ese mismo Celta que estuvo varias veces al borde del KO en este torneo y salió airoso, ese mismo Celta, se estrelló en el último momento. Como más duele. Como siempre. Seguramente, esa sensación de que siempre le acaba pasando lo más cruel es la que más cuesta digerir. Porque hay formas y formas de caer eliminado. Pero al Celta parece que siempre le toca la que más jode.

No hubo replay

Tras el partido de ida, Berizzo anunció ajustes. Se pensó entonces que reforzaría su centro del campo, o que pasaría a Iago Aspas a la punta de ataque, donde más daño hace. Pero el técnico no tocó nada. Esas dos medidas, juntas, fueron por las que más palos le han caído en tres años. Las tomó en la vuelta de la semifinal de Copa en Vitoria y le costaron al Celta la pérdida de su identidad, y también otra dolorosa eliminación.

Hay formas y formas de caer eliminado. Pero al Celta parece que siempre le toca la que más jode

No. Esta vez Berizzo decidió ir directamente a por la yugular del Manchester United, convencido de que este equipo podría competir contra él. Y así fue. Los mismos 22 futbolistas de la ida jugaron el partido de vuelta, pero este no se pareció en nada al de Balaídos. El Celta sí podía eliminar a los ‘Diablos Rojos’. Y lo intentó desde el inicio.

Oficio

Con el paso de los años y de las eliminaciones traumáticas, el Celta ha aprendido a competir contra los mejores. Pero hay otros equipos que viven constantemente en esa situación, en el alambre y jugándose el pellejo. Y el Manchester United de Mourinho es uno de ellos. El equipo inglés rinde mejor fuera que en casa. Lo sabía su técnico, que arengó a su afición al salir de Balaídos, y también el Celta, que salió en tromba para poner nerviosa a la parroquia inglesa. Lo consiguió. Durante todo el partido se oyeron los ánimos de los 2.500 aficionados del Celta. Y tras su gran inicio, con apenas 10 minutos jugados, los insistentes silbidos de la afición local.

Mourinho se lo jugó a cara o cruz y le salió cara. La cruz la lleva el Celta en el escudo

Pero el United no se dejó llevar. Tocaba ponerle pausa al partido, y así lo hicieron. Tocaron y tocaron reprendidos por los suyos, desactivaron la presión del Celta, y vaya si encontraron premio: el gol de Fellaini, que vale la clasificación. Y con apenas cinco minutos de esfuerzo. La otra gran muestra de oficio, igual que ya había ocurrido en Balaídos, tuvo lugar tras el empate del Celta. Quedaban cinco minutos más los seis que añadió el árbitro. Calambres, tánganas y expulsiones después, solo hubo tiempo para una jugada. La jugada. Mourinho se lo jugó a cara o cruz y le salió cara. La cruz la lleva el Celta en el escudo. Así ganan estos equipos.

Creyendo

A pesar del 2-0 global, el Celta no se dio por vencido. Y no lo habría hecho si, tras el fallo de Guidetti, hubiese quedado aun un puñado de segundos. No va con este equipo, que parece decidido a voltear su leyenda negra de la mano de un Berizzo que ya hizo lo imposible con O’Higgins. El técnico movió el árbol en el descanso, algo nada habitual en él, para introducir a Jozabed en el campo por Wass. Un simple movimiento que tuvo continuidad cuando introdujo toda la pólvora que le quedaba en el banquillo, desvistiendo su centro del campo en busca del gol. No se le puede negar el valor a este equipo, que se arriesgaba a encajar una goleada.

La gloria está reservada a quien la busca. Y de eso, de buscar la gloria, el Celta va sobrado

A veces los cambios tienen más efecto que el deportivo. Pueden hacer más por un equipo que un tiempo muerto de cualquier otro deporte. Sin decir nada, Berizzo les estaba diciendo a los suyos que se fueran a por el partido. Que ya daba igual lo demás, que lo único importante eran los dos goles que separaban al celtismo de Solna. Y así se escribió el tramo final de la eliminatoria, con Wayne Rooney intentando perder el tiempo en el córner; con Ander Herrera presa de unos calambres horribles que tuvieron su origen en el empate de Roncaglia. Con peleas forzadas por los de Mourinho. Sin jugar. Sin despejar el balón decisivo. Porque quiso el destino que la fe de los vigueses los hiciera tener su mejor ocasión de la manera que peor se les da: bombeando un balón al área. En el fútbol nunca se sabe dónde está el éxito. O el fracaso. Pero, lo que está claro, es que la gloria está reservada a quien la busca. Y de eso, de buscar la gloria, el Celta va sobrado. Paciencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s