Iago Aspas cumple 30 años. Un cumpleaños que le llega tras toda una vida ligada al Celta –salvo alguna cosa que diría aquel- y que alcanza como referencia absoluta del equipo de su vida, en un momento vital y futbolístico álgido y con la sensación de que a su trayectoria solo le quedan récords que batir y objetivos que lograr en un camino que ya vislumbra la categoría de leyenda.
Borja Refojos | Tinta Celeste

Dicen que los 30 son los nuevos 20 –o eso nos gustaría creer a algunos-. No hace tanto tiempo, te ibas de casa con 18, te casabas y tenías críos pasados los 20 y ya con 30 eras todo un señor padre de familia. Por diferentes motivos –mejor no meterse a estudios sociológicos- las etapas de maduración se han ido retrasando de manera que con 20 tacos eres poco menos que un pipiolo que está aprendiendo a respirar. Curiosamente, en el fútbol se ha dado el fenómeno inverso. Antes, los chicos debutaban en Primera con 22-23 años e iban progresando poco a poco hasta llegar a ese lapso entre los 28 y los 31, que se consideraba “la edad ideal del futbolista”. En los tiempos actuales, al jugador de 30 años se le considera un veterano, cuando no directamente un viejo.

En el día de su trigésimo cumpleaños, Iago Aspas ha logrado reunir lo mejor de los dos mundos: la madurez propia del correr de las temporadas y de un señor padre de familia y el vigor y la energía de un adolestreinta. Sí, cuando tiene una pelota cerca, los ojos de Iago se iluminan como los de un niño; cuando levanta la cabeza y es consciente de que todo gira a su alrededor, su mirada se vuelve adulta, serena, responsable.

El Celta se rige por el aspascentrismo

Es así. Igual que la Tierra milita en un sistema heliocéntrico, el Celta actual se rige por el aspascentrismo. El Rey Sol. Todo lo que acontece en fase ofensiva depende de él y él puede ser protagonista en la creación, en la perfilación y en la definición de las jugadas, cuando no lo es en las tres a la vez. Su constante progresión le ha llevado a ser el futbolista total y su madurez le ha permitido asumir de forma natural las ausencias de Nolito y Orellana, que a día de hoy todavía no han sido debidamente paliadas. El affaire del chileno dio con los huesos de Iago en el costado derecho del ataque durante toda la segunda mitad del curso pasado, algo que el moañés asumió sin problema, y algo que tiene visos de repetirse este curso por el superávit de nueves con el que cuenta la plantilla.

Hablando sobre Messi –otro Rey Sol-, Guardiola comentaba que a él le enseñaron que “los buenos tienen que jugar por aquí” (lo decía mientras señalaba la zona de tres cuartos y la corona del área en una pizarra). Aquel cambio de posición derivó en el mejor equipo de fútbol del siglo XXI. Mejoró a Messi y, sobre todo y más importante, mejoró al colectivo. Es evidente que Aspas puede rendir a alto nivel en la banda, igual que podría hacerlo incluso de interior. Pero como con la Pulga, el beneficio colectivo de que Iago juegue por dentro es mayor que el que pueda otorgar cualquier otro nueve y el morracense en el costado. Aspas es el mejor asistente, el mejor regateador y el mejor rematador de la plantilla. Por eso cuesta comprender que el mejor jugador y el que más le aporta al equipo sea el sacrificado en un costado, del mismo modo que cuesta entender una confección del plantel en la que una solución puntual como la del curso pasado se convierte en un punto de partida.

Con todo, Unzué se negó a catalogar al diez como “hombre de banda”, insistiendo en que jugará por dentro en muchas ocasiones. En ese sentido, la llegada pendiente del extremo podría ser la clave para que Iago recuperase esa posición centrada. Sea como sea y como siempre dice el cumpleañero, lo importante es que esté sobre el césped, ese que le vuelve señor padre y adolestreinta a la vez, ese en el que la magia se vuelve un día más en la oficina, ese desde el que dispara los sueños de todos los que lo vemos jugar.

Y que cumplas muchos más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s