El gran fútbol del Celta en los últimos años y su ausencia de las competiciones europeas le han convertido en uno de los grandes candidatos a salirse de los horarios –hasta hace no tanto tradicionales- de los fines de semana. Los pupilos de Unzué serán carne de lunes y viernes en muchas jornadas y de hecho ya tienen dos viernes programados de las tres jornadas que hasta el momento tienen horario. Pero, ¿cómo afectan tantos partidos fuera de sábado y domingo a los socios? ¿Dónde quedó aquello de que el fútbol es de los aficionados?

Borja Refojos | Tinta Celeste

La web hermana de Tinta Celeste, Lugoslavia.gal, se curra un podcast llamado Tiempo Extra absolutamente recomendable. En una de sus entregas, Denís Iglesias disertaba sobre el fútbol los lunes, día que el CD Lugo abrirá su participación en la Liga 1 2 3. Putos luns. Recogía una crítica a este fútbol moderno que nos ha llevado no solo a tener partidos a todas horas durante el finde, sino a tenerlos todos los días durante muchas semanas al año.

Al margen de la saturación, el problema que asoma es el de la asistencia a los estadios, que mengua sensiblemente cuando los encuentros se disputan en jornadas laborables. Tanto viernes como -sobre todo- lunes suponen un problema para muchos socios, que tienen que lidiar con sus horarios laborales, pedir cambios de turno o andar con cohetes en el culo para poder amortizar su abono, situación que se complica exponencialmente si no vives en la ciudad.

“Los lunes no suelo ir; si estoy de tarde porque no puedo físicamente y si estoy de mañana porque al día siguiente me levanto a las 5:30”

Es verdad que el Celta padeció esta situación intersemanal –por suerte- la temporada pasada, con las fantásticas actuaciones del equipo tanto en Copa como en Europa League. Pero ahí existía la opción de sacarse un abono simple solo para los partidos ligueros para los socios que no pudieran asistir entre semana. La realidad de esta nueva temporada es distinta y los lunes y los viernes albergarán numerosos partidos de Liga. “Habitualmente trabajo hasta las siete de la tarde los lunes. Suelo usar el transporte público para desplazarme hasta Balaídos y los días de partido con tráfico más intenso y sin autobuses de refuerzo, lo normal es que llegue justito o con el partido ya empezado. Mi mayor problema es al salir; si el partido empieza más bien tarde, pues al vivir en las afueras de Vigo, lo normal es que no tenga transporte público para volver a casa”. Tomás Rodríguez trabaja como administrativo y acumula 18 años como socio del Celta en dos etapas, además de ser portavoz y socio fundador de la peña Preferencia Celeste. Al tema de los horarios une contratiempos más habituales como los del transporte público o la falta de aparcamiento cerca de Balaídos. “Los viernes salgo a las tres, así que no tengo tanto problema”, añade.

w_900x700_22200844lrv20160822-01
El del Leganés fue uno de los pocos partidos en lunes del año pasado. En este habrá más.

En una situación similar por horarios está Francisco Javier López, ingeniero y socio del club desde hace 16 años. Su caso tiene una pequeña problemática extra: vive en A Coruña. Javi es Presidente y uno de los fundadores de la peña Norte Celeste y asume que los lunes es “prácticamente imposible” para él ir a Balaídos. “Los viernes no suelo tener problema porque salgo a las 15:00 y me da tiempo a venir tranquilamente. Entre semana salgo a las 18:30 y es casi imposible. Si es un partido muy interesante, como los de Europa League del año pasado, puedo pedir salir antes, pero no es lo habitual”, añade. Para Xabier Mariño, profesor de conservatorio en Valladolid, el problema de la distancia es todavía mayor y unido a esa cantidad de partidos lunes y viernes convierte en un imposible abonarse: “Incluso en el mejor de los casos, poniéndome en la situación de ser profesor en el conservatorio de Vigo, también sería muy complicado porque los horarios son de tarde. Si encima vives fuera… Cuando los partidos son en fin de semana puedes hacer el sacrificio porque dispones de tiempo físico, pero habiendo tantos en lunes y viernes lógicamente no compensa hacerse socio”.

“Nunca me he planteado no renovar; más una cuestión de amor a estos colores que otra cosa”

Vigo es una ciudad con una industria muy potente ligada a la automoción y al sector metalúrgico. Fábricas que se desenvuelven a turnos. Rubén Costas, trabajador de calderería pesada, encaja plenamente en este perfil. Es socio de Marcador desde hace ocho años y los partidos ajenos al fin de semana le suponen, como mínimo, quebraderos de cabeza. “Para los viernes trato de cambiar el turno con mucha antelación o pido el día de vacaciones si es un partido muy interesante. Los lunes ya no suelo ir. Si estoy de tarde porque no puedo físicamente y si estoy de mañana porque al día siguiente me levanto a las 5:30”.

Aunque algunos se cuestionaron renovar, finalmente lo hicieron. “Mis dudas fueron más motivadas por el asunto de los precios que por los partidos entre semana.  Lo pensé pero no lo tuve en cuenta porque sino, sencillamente no renovaría”, explica Tomás que no se hace una idea de cuántos partidos podría perderse los lunes. “Si son a partir de enero, probablemente unos cuantos”. Javi en cambio, lo tiene claro: “Nunca me he planteado no renovar, ni siquiera cuando me vine a vivir a Coruña a sabiendas de que muchos fines de semana no podría ir a Balaídos. Es más una cuestión de amor a estos colores que otra cosa”.

“Interesa que la gente se compre su paquete y se quede en su casa en lugar de abonarse a un equipo; a la larga puede ser una muy triste noticia”

En lo que hay mucha uniformidad es en la opinión, ya como aficionados al fútbol en general que como celtistas en particular, sobre los partidos a diario que impone la dictadura de las televisiones. “Creo que se ha perdido la esencia del fútbol. Conmigo han conseguido que deje de ver hasta la Champions. Solo veo al Celta. Ni Madrid, ni Barça, ni partidos entre ellos”, confiesa Rubén hastiado por la saturación. Una opinión compartida por Tomás: “Esto ha llegado a un punto tan mercantil y tan poco compatible con los quehaceres diarios que por mucho que te guste el fútbol terminas por concentrarte en el equipo de tus amores, que es el Celta”.

El Presidente de Norte Celeste lo ve de manera muy similar: “Mira que me gusta el fútbol y soy capaz de ver casi cualquier partido, pero lo de tener partidos todos los días me parece excesivo y sobrecargardo para cualquier aficionado”. Xabi comparte la opinión de todos y deja una reflexión para pensar en ella: “Desde el 19 de agosto hasta mayo tendremos opio del pueblo todos los días y a todas horas. Se ha perdido la tradición de los partidos del domingo a las 5. Ya no digo todos, porque entiendo a las televisiones, pero que haya partidos simultáneos. Esto se ha vuelto un cachondeo. Tiene muchas connotaciones, tanto políticas y culturales -tener a la gente embobada todo el fin de semana y ahora también por la semana- como de postura hacia cómo se quiere consumir el fútbol en España: lo que interesa es que la gente se compre su paquete y se quede en su casa en lugar de ser socio de un equipo y eso me parece que, a la larga, puede ser una muy triste noticia”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s