Muchas veces se ha presentado el Celta en Ipurúa consciente de que debe amoldarse a las peculiares circunstancias del campo del Eibar si quiere traer algo positivo. Y pocas veces lo ha conseguido. Curiosamente, ha sido el Celta de Unzué, el más empeñado en imponer su idea futbolística independientemente de los resultados, el que ha dado un puñetazo en la mesa con las armas que mejor caracterizan al equipo armero, el juego directo y a balón parado. La goleada no acerca al Celta al estilo de Unzué, pero lo deja con siete puntos y mucha más tranquilidad para trabajar. Y eso no está nada mal porque paciencia, lo que se dice paciencia, no está sobrando en la planta noble de los equipos de la Liga.
Miguel Gallego | TintaCeleste

La adaptación al medio es la capacidad de un ser vivo de involucrase con el entorno, ambiente o medio. Una característica esencial para la supervivencia cuando las condiciones son extremas. En el ecosistema de la Liga, el tiempo es un lujo que los individuos no pueden permitirse. Unzué lo sabe, pide tiempo para desarrollar su idea de juego, pero sabe que en Vigo ya hay nervios, hay necesidad de llevar puntos al casillero para mantener la colonia a salvo (y también su puesto). Y, en el momento más inoportuno, el calendario le reservaba una envenenada visita a Ipurúa, el campo que obliga a los equipos a reinventarse y con peligrosos precedentes. Como el de la temporada pasada, cuando Berizzo alineó tres centrales tratando de proteger a sus piezas clave antes de recibir al Standard. Unzué recogió el guante, aceptó el desafío y adaptó su Celta al medio. El resultado fue óptimo, goleó al equipo armero utilizando sus propias herramientas: abreviando el camino del balón al campo rival, y con una eficacia pasmosa a balón parado.

Alineación de altura

Quedó claro con el once inicial. Los hombres más efectivos en el juego aéreo, especialmente Cabral y el Tucu, estaban en él. Y también Rubén, que supera a Sergio en altura. El técnico buscaba ganar presencia en las áreas, aun a riesgo de sacrificar su apuesta por el juego combinativo. Con el paso de los minutos, y los apuros que empezó a crear el Eibar, el Celta fue entregándose poco a poco a los envíos largos buscando a la isla que representa el Tucu en la zona de tres cuartos.

El Tucu Hernández es algo así como el macho alfa del grupo, dispuesto a pelearse con todos y dejar la salud en busca de la supervivencia del mismo

Es precisamente eso, la presencia en el campo del Tucu Hernández, Cabral y Rubén, y la ausencia de Fontàs, el principal síntoma de que Unzué se adapta al entorno, está dispuesto a utilizar sus piezas y aflojar un poco las correas de su apuesta irrenunciable. Y así lo hizo en Eibar. El recurso de buscar al Tucu con balones en largo no tiene por qué ser malo, teniendo en cuenta que suele ganarlos. Pero no deja de ser eso, un recurso. No puede convertirse en la idea de juego del Celta, lo que no quita que el Tucu vaya a ir ganando cada vez más importancia en el ecosistema del equipo, como ya hizo a su llegada a Vigo. Es algo así como el macho alfa del grupo, dispuesto a pelearse con todos y dejar la salud en busca de la supervivencia del mismo.

Acierto

Para llevar a cabo una apuesta tan inusual es necesario que todo salga bien. El Celta necesitaba cerrar bien su área, impedir los tan temidos acercamientos del Eibar y, sobre todo, defender bien por arriba. En este sentido no hubo que lamentar graves errores como en los anteriores partidos. Es cierto que el equipo local creó peligro, lanzó dos balones a los palos y tuvo algún mano a mano para haber conseguido al menos un tanto. Pero también hay que tener en cuenta que, para entonces, el Celta ya mandaba en el marcador, y obligó a Mendilíbar a arriesgar, a tirar sus líneas hacia arriba e incluso a acumular efectivos en su delantera. Pese a todo, el debutante Rubén no tuvo que intervenir demasiado en el partido. Habrá que ver si Unzué sigue contando con él, o su presencia se debió únicamente al plan final de Ipurúa.

Pione Sisto se encargó de surtir a sus compañeros de balones a espaldas de la defensa, e incluso fue el autor de uno de los goles

Mención aparte merece el juego a balón parado, capitaneado con éxito por Pione Sisto. El danés está demostrando cada vez un toque más fino, lo que le permite poner en juego los envíos desde la izquierda. Un aumento del repertorio importante, en una suerte que hasta no hace mucho dominaba Daniel Wass con puño de hierro. Esta vez no se necesitó sus servicios. Pione Sisto se encargó de surtir a sus compañeros de balones a espaldas de la defensa, e incluso fue el autor de uno de los goles, con la aportación de Sergi Gómez en el área pequeña. Todo un partidazo para un jugador que todavía no había brillado como se espera de él.

La adaptación de la delantera

Pero no todas las piezas encajan así de bien en el entramado de Unzué, que está mostrando sus aristas en la línea más importante, la delantera. Los cuatro goles de Eibar no deben disfrazar el hecho de que, con la única excepción de Maxi Gómez, al Celta le cuesta marcar. Iago Aspas sigue viviendo en un estado de ansiedad constante en busca de ese primer gol del curso que no llega, y muestra su frustración a cada lance. Con Maxi dedicado a cazar el gol, y sin entrar prácticamente en juego, al moañés le queda asociarse con Sisto, pero la tendencia de ambos al regate les hace chocar sobre el campo.

Los cuatro goles de Eibar no deben disfrazar el hecho de que, con la única excepción de Maxi Gómez, al Celta le cuesta marcar

La entrada de Guidetti, más participativo aunque con menos olfato goleador que Maxi, suavizó algo la situación y, aunque no acerca a Iago Aspas al centro de la delantera, sí le permite un mayor recorrido por el balcón del área hacia adentro. Sin embargo, los números de Maxi no invitan a prescindir de sus servicios de manera inmediata, ni mucho menos. Tendrá que seguir trabajando Unzué en busca de que su delantera se adapte al medio, contando también con Emre Mor, llamado a tener muchos minutos, aunque solo sea por su precio. Y qué mejor que un 0-4 y casi una semana para hacerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s