94 años de historia dan para vivir momentos de todo tipo. En ocasiones es necesario tocar fondo para poder regresar con fuerza al mejor nivel. Y seguramente es en esas oportunidades en las que hay que echar mano de algunas piezas que, aunque no brillen con luz propia, se convierten en imprescindibles para poder alcanzar el objetivo. En el Celta 2011/12 el ejemplo se puede localizar en la persona de David Rodríguez, cuyos nueve goles en liga sirvieron para sumar unos puntos sin los que no hubiese resultado posible lograr el ascenso.
José Luis Rodríguez Sánchez | Tinta Celeste

David, formado en las categorías inferiores del Atlético de Madrid, se dio a conocer tras marcar cuatro goles en la semifinal del europeo sub 17 disputado en 2003 en Portugal. Aquella actuación provocó que se le comparase con Fernando Torres, referente colchonero en los tres últimos lustros. Por entonces el de Talavera de la Reina todavía no había alcanzado su tope en lo físico, lo que permitía especular con que en el futuro su velocidad y su potencia podrían marcar grandes diferencias.

El curso 2004/05 sería el primero en el que David ofreció un rendimiento interesante. En las filas del Atlético de Madrid B intervino en 24 partidos y anotó cinco goles, justo antes de que el club rojiblanco lo cediese al Ciudad de Murcia y a la UD Las Palmas. Ambos préstamos tuvieron lugar durante la temporada 2005/06 pero David no acaparó demasiado protagonismo en ninguno de los dos clubes. Así las cosas el talaverano regresó al filial colchonero para afrontar la siguiente campaña en la que, con 20 años, ya iba a ofrecer unas cifras más consistentes. 13 goles convertidos a lo largo de más de 2.500 minutos de juego parecían confirmar que la evolución del joven delantero iba por buen camino.

David6_1412163604_extras_mosaico_noticia_1_g_0
David se formó en las categorías inferiores del Atlético de Madrid (Foto: davidrodriguezsanchez.blogspot.com)

Cesión y fichaje

Las sensaciones se confirmaron en la temporada siguiente, cuando David subió un peldaño y defendió la camiseta de la desaparecida UD Salamanca en la División de Plata. A las órdenes de Juan Ignacio Martínez su protagonismo y su rendimiento anotador se mantuvieron, lo que le situaban en el escaparate como una pieza apetecible para equipos con mayores aspiraciones. El Almería, por entonces en Primera, se hizo con sus servicios y decidió cederlo durante una temporada al Celta.

Las expectativas que generó aquel chaval que llevó a España a la final de un europeo sub 17 no se llegaron a cumplir

El club olívico vivía por entonces momentos convulsos, con el episodio de la ley concursal todavía muy fresco. Para los de Vigo la incorporación de David resultó muy positiva, dentro del nivel gris en el que se movió el equipo. Quizás no resultó tan beneficiosa la experiencia para el delantero manchego, que se vio desplazado de la titularidad por Dinei, lo que frenó en cierto modo su progresión. De hecho, al año siguiente se quedó en Almería y apenas intervino como titular en un par de partidos a lo largo del curso. Quedaba claro que no había llegado todavía el momento de jugar en Primera, lo que invitaba a dar un paso atrás y buscar el camino del gol en la División de Plata.

David1_2010-11_Celta_3-_C_rdoba_2_2
David Rodríguez demostró su condición de goleador en el Celta durante un año y medio (Foto: foro.delcelta.com)

En julio de 2010 se confirmó su traspaso al Celta por 400.000 euros y David se puso a las órdenes de Paco Herrera. El de Talavera arrancó la temporada 2010/11 de la misma forma que lo ha hecho Maxi Gómez en la actual, con cinco tantos en seis partidos. Los de Vigo completaron dos tercios de liga a un nivel excelente para después sufrir una inexplicable caída. En última instancia se consiguió alcanzar la promoción de ascenso en la que se cayó por penaltis ante el Granada. David Rodríguez completó un curso magnífico y aportó 17 goles en liga a la vez que rozaba los 3.000 minutos de juego.

Abriendo la lata

La temporada siguiente se inició con una huelga de futbolistas que obligó a aplazar la primera jornada de liga. El Celta recibía al Girona y el choque se disputó el martes 25 de octubre de 2011, justo después de haber goleado al Huesca en la novena jornada. Con apenas 5.000 espectadores en Balaídos, Herrera situó a Yoel bajo palos, con Hugo Mallo, Oier, Túñez y Bellvís en defensa. Bustos y Natxo Insa componían el doble pivote, mientras que Toni, Bermejo y Orellana se ubicaban en zona de tres cuartos, justo por detrás de David Rodríguez. Los tres partidos que tocaba afrontar en ocho días convencieron al técnico catalán de que debía echar mano de las rotaciones. Se quedaban, por tanto, fuera del once inicial futbolistas tan en forma como Iago Aspas, Álex López, Borja Oubiña, Quique de Lucas o Joan Tomás.

David2_news58516
El talaverano fue el gran damnificado del ‘huracán Aspas’ (Foto: tintaamarilla.es)

El ambiente gélido de la grada no ayudó a que el Celta pudiese encarrilar pronto el partido. Una primera mitad con muy poco que contar terminó sin goles, a pesar de los intentos de Bermejo, Orellana y Toni. Herrera no esperó más e introdujo en la reanudación a Joan Tomás por Toni. Pocos minutos más tarde introducía a Iago Aspas en lugar de Bermejo, en una clara invitación hacia sus jugadores para que se fuesen a por el partido. Pronto iba a llegar el primer gol, tras un remate de Orellana que rechazó el guardameta Santamaría. David Rodríguez, presto para cazar el rechace, no perdonaba el 1-0. No fue un gran partido el del delantero céltico pero su gol, el sexto que conseguía desde el inicio de la liga, sirvió para abrir la lata. En el minuto 70 el de Talavera dejaba su sitio a Borja Oubiña para que se constituyese un trivote que permitiese asegurar el control del partido. Aspas, a dos minutos del final, colocaría el definitivo 2-0, tan solo unos minutos después de que Coro disfrutase de un mano a mano con Yoel que no supo resolver.

Sin sitio en Primera

La primera vuelta fue muy buena para David Rodríguez pero a partir de la jornada 22 tan solo se vistió como titular en dos ocasiones. Hay que recordar que esta fue la temporada de la explosión de Iago Aspas y el de Talavera terminó por pagarlo en sus carnes. Con todo, al final del curso acumuló nueve tantos en liga que ayudaron al equipo a lograr —esta vez sí— un ascenso tan trabajado como merecido. Además de batir al Girona, David contribuyó a que el equipo puntuase con sus goles al Murcia, Numancia, Xerez, Guadalajara y Alcoyano. Los 85 puntos que sumó el club olívico le permitieron acabar en segunda posición, justo por delante del Valladolid en una de las temporadas más exigentes para los equipos de la parte alta que se recuerdan en la División de Plata.

DAVID RODRIGUEZ NUEVO JUGADOR DE OSASUNA
Con 31 años, David Rodríguez juega actualmente en Osasuna (Foto: navarra.elespanol.com)

Por unas u otras razones, David nunca consiguió regresar con éxito a la máxima categoría. Tras jugar durante un año cedido en el Sporting —por entonces en Segunda— regresó al Celta para intentar convencer a Luis Enrique. Sin embargo el manchego nunca fue primera opción para el técnico asturiano, que aunque ya no contaba con Iago Aspas en la plantilla sí disponía de gente nueva como Rafinha, Nolito o Charles. El único encuentro en el que partió como titular fue el recordado ‘partido de las rotaciones’ en Getafe, en el que con un once plagado de suplentes el Celta escenificó un verdadero esperpento. En el mercado de invierno de aquel curso se desvinculaba definitivamente del club olívico y se incorporaba al Brighton & Hove Albion, equipo que hoy juega en la Premier League pero que por entonces lo hacía en la Championship, segunda categoría del fútbol inglés.

El de Talavera arrancó la temporada 2010/11 de la misma forma que lo ha hecho Maxi Gómez en la actual

Tres temporadas a buen nivel en el Alcorcón han desembocado en su fichaje por Osasuna, club en el que juega en la actual campaña. David Rodríguez, todavía con 31 años, ha demostrado sobradamente su valía siempre que ha jugado en la Segunda División. Pero resulta innegable que las expectativas que generó aquel chaval que llevó a España a la final de un europeo sub 17 no se llegaron a cumplir. En el Celta su rendimiento fue más que notable durante un año y medio. Un año y medio en el que sus goles permitieron primero soñar y después cimentar un ascenso que un Iago Aspas en eclosión se encargaría de completar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s