Baila conmigo un rato, hasta morirnos.
Adrián Viéitez | Tinta Celeste

Las Palmas 2-5 Celta

Las Palmas: Chichizola; Borja Herrera (Vitolo, min. 62), Bigas, David García, Míchel Macedo (Lemos, min. 62); Aquilani, Hernán, Jonathan Viera; Tannane, Momo (Remy, min. 46) y Calleri.
Celta: Rubén; Wass, Sergi Gómez, Cabral, Jonny; Lobotka, Pablo Hernández (Radoja, min. 80), Jozabed (Fontàs, min. 64); Sisto, Emre Mor (Sergio, min. 55) y Aspas.
Árbitro: Medié Jiménez (C.T. Catalán). Expulsó con tarjeta roja directa a Rubén (min. 52), del Celta. Amonestó con tarjeta amarilla a los jugadores locales Bigas y Aquilani, y al visitante Jozabed.
Goles: 0-1, Emre Mor (min. 16). 0-2, Aspas (min. 20).  0-3, Aspas (min. 49). 0-4, Pablo Hernández (min. 71). 0-5, Aspas (min. 76). 1-5, Vitolo (min. 90). 2-5, Remy (min. 93)
Estadio Gran Canaria. 15.799 espectadores.

Aunque no corran tiempos propicios para el amor, siempre queda tiempo para enamorarse. También queda espacio para recuperar, entre los escombros, algún destello perdido de un amor diluido, un amor con dificultades respiratorias pero latente en el horizonte. Las camisetas con las que el Celta saltó al verde en Gran Canaria rezumaban amor. Amor por Galicia, amor por la tierra.

Como la vida es justa en algunas ocasiones, en Las Palmas ganó quien más amó. Ganó Iago Aspas, que nunca se había olvidado de su romance trasnochado con el gol. Con el brazalete apretándole el brazo izquierdo, el de Moaña salió al campo henchido, consciente de que estaba ante su oportunidad para terminar con la sequía, para que de sus botas empezase a caer la lluvia que tanto necesita Vigo.

Así que allí fue, convencido de que podría hacerlo, ocupando por fin su puesto natural sobre el terreno de juego. Y todo salió bien. Con Emre Mor y Pione Sisto escoltándolo como dos guardias ataviados con centenares de puñales, Aspas fue el rey de la fiesta. El turco fue, sin embargo, el encargado de abrir la lata. Cuatro minutos después, el amor refulgió y el capitán envió una pelota discreta al fondo de la red con la inestimable ayuda de Chichizola -probablemente, el mejor jugador del Celta en esta noche de octubre-.

Pese a la constante lección de fútbol de Aspas desde la punta, lo cierto es que el Celta no se despojó en ningún momento de la soberana empanada táctica que lleva arrastrando toda la temporada. De nuevo un equipo amedrentado, sin identidad, desordenado, poco ambicioso. Y el Las Palmas de Pako Ayestarán, esa especie de subproyecto de luces de neón semifundidas, tuvo incluso oportunidades para dar la vuelta al partido.

Pero de nuevo apareció él, con la intolerable ausencia de su capa de superhéroe local, para devolver la paz. Aspas cerró una contra perfectamente ejecutada y colocó el 0-4. El señor colegiado quiso intervenir sacándose una delirante expulsión a Rubén Blanco que, de todos modos, poco afectó al devenir del encuentro, puesto que poco después Pablo Hernández volvió a contar con Chichizola para hacer el 0-5. Todo el mundo correteaba feliz en las gradas celestes del feudo canario, y el júbilo se transformó en delirio cuando Iago, con su zurda en un pedestal, cerró su hat-trick, su carta de amor definitiva al gol, al Celta, a Vigo y a todo lo demás.

Podríamos decir que el partido acabó ahí, pero lo cierto es que no fue así. El Celta de Unzué todavía tuvo tiempo para reencontrarse con su bienquerido amigo el caos y para encerrarse en el área de una forma rematadamente absurda. Así, lo que prometía ser un marcador redondo acabó convirtiéndose en un sucio e innecesario 2-5. Pero así son las cosas, y a ellas hemos de acostumbrarnos. Con el amor de Iago liderando el barco, difícilmente podríamos no atracar en puerto seguro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s