El Celta ofreció el mejor nivel del curso contra uno de los denominados equipos grandes. Suele suceder: cuando se enfrentan a los gallos, los futbolistas acostumbran a rendir por encima de sus posibilidades, beneficiados porque sus rivales se apoyan en una gran pegada y suelen dejar jugar. El resultado, al final, favorece al grande, pero el modesto se va tranquilo a casa por el trabajo bien hecho, y con la esperanza de que, cuando lleguen rivales de su Liga, recogerá los frutos. Sin embargo, el Atlético de Madrid no acaba de ajustarse a estos parámetros: es grande en cuanto a resultados y plantilla, pero no lo es en cuanto al juego. Simeone no tiene reparos a la hora de acumular defensores a la menor oportunidad. Quizá por eso, el partido del Celta le permite ser más optimista, ya que compitió contra un equipo que se caracteriza precisamente por no dejar competir.
Miguel Gallego | TintaCeleste

Tras un inicio liguero en el que el Celta parece más cómodo lejos de Balaídos, y en el que la regularidad brilla por su ausencia, la siguiente piedra en el camino era el Atlético de Madrid. Más bien una auténtica roca de dimensiones bíblicas, teniendo en cuenta su apuesta futbolística y los últimos resultados, que son fiel reflejo de ella. No es extraño que al Celta se le atragante un equipo que juega así. Que defiende con más oficio que nadie, y que te busca las cosquillas con una velocidad endiablada y con una calidad fuera de toda duda. Sin embargo, el Celta consiguió jugar un buen partido, y solo un nuevo gol evitable y el acierto del mejor portero del mundo evitaron que se llevase un importante triunfo.

En busca del once tipo

El Celta todavía no tiene ese equipo titular que todo el mundo pueda recitar de carrerilla, pero se va aproximando a él. Sobre todo del centro del campo hacia adelante. En el medio, Unzué alineó a sus tres hombres más en forma, Lobotka, Tucu y Wass. Y su delantera preferida sigue siendo Aspas, Sisto y Maxi Gómez, por más que el moañés aprovechase la ausencia del uruguayo para reivindicarse como delantero centro con un hat trick en Las Palmas, sus únicos goles hasta la fecha. No fue suficiente para replantearse el sistema, y Maxi volvió al once justo contra Godín y Savic, que no tuvieron ningún problema para neutralizar todos sus puntos fuertes, basados en su corpulencia y olfato goleador.

No es extraño que al Celta se le atragante un equipo que defiende con más oficio que nadie, y que te busca las cosquillas con una velocidad endiablada

Atrás es donde más vaivenes experimenta la alineación: con Sergio de vuelta al once por la sanción a Rubén, el centro de la defensa estuvo formado por Cabral y Sergi Gómez, y esta vez no se les puede achacar la derrota. Cierto que el catalán no estuvo fino con su despeje en el gol, pero rindió a buen nivel el resto del partido, lo que no está mal dadas las circunstancias. El problema sigue siendo la gran cantidad de goles encajados en relación a las llegadas rivales. El Atlético llegó un par de veces y se llevó el premio. No es algo extraño ni en el equipo colchonero ni en el celeste, por desgracia.

Subiendo el nivel

El problema del Celta en este arranque liguero es de asimilación de una idea, pero es también un problema individual. Puede que como consecuencia de lo anterior, sus piezas clave no están mostrando todo su potencial. En la portería, la actuación de Rubén en Las Palmas constituye la honrosa excepción; en la defensa se echa de menos al mejor Hugo Mallo; Radoja no ha conseguido marcar la diferencia, y la omnipresencia de Wass tampoco ha hecho acto de presencia; sí iba creciendo el Tucu, que empezó a menor ritmo, y Pione Sisto, todavía muy joven, ha ido acusando la acumulación de partidos. Pero, sin duda, a quien más se ha echado de menos ha sido a Iago Aspas, capaz de echarse al equipo a la espalda el año pasado, pero atenazado por la presión esta temporada. El partidazo de Las Palmas le ha hecho bien, y también a otros futbolistas importantes.

El problema del Celta en este arranque liguero es de asimilación de una idea, pero es también un problema individual

Contra el Atlético de Madrid, Aspas estuvo más entonado, e incluso pudo marcar. El Tucu se pegó con todos, como acostumbra, y sostuvo al equipo. Lobotka sigue cogiendo galones en este Celta, y ya se vislumbra un jugador importante. Wass aportó lo suyo e incluso Hugo Mallo se prodigó por la banda. Con la llegada de los cambios también cabe destacar la aportación de Emre Mor, la gran esperanza de este equipo. Todo ello es buena señal. Habrá que esperar que se mantenga la progresión en los próximos compromisos.

Las cartas sobre la mesa

El Celta de Unzué tiene una idea. Una idea que aun no ha conseguido desarrollar por completo, pero que se intuye en algunas fases de los partidos. El Atlético de Madrid de Simeone tiene otra idea, que ya no va a descubrir nadie. Decir que son ideas opuestas sería demasiado simplista, pero no puedo resistirme. Es que, además, quedó claro durante el partido: el Celta se hartó de tirar a portería, topando siempre con Oblak; el Atlético se acercó un par de veces, cazó un gol y a vivir. Unzué quemó las naves y acabó el partido con cinco jugadores de clara vocación ofensiva y solo tres defensas en busca del empate; Simeone voló los puentes y acabó el encuentro con ¡seis! defensores. Y se llevó la victoria, y el Celta el mérito. Hasta en eso son opuestos. En el Atlético, un partido así se celebra como la vuelta a la senda del triunfo tras varios tropiezos. A nadie le importa si la manera de conseguirlo fue como fue. El Celta acabó moderadamente satisfecho tras la actuación, a pesar de haber perdido, y de venir de una goleada a favor en Las Palmas. Probablemente de ahí venga lo del “partido a partido” del Cholo. No se mira el siguiente partido y, desde luego, no se mira ni de coña el anterior. Cosas del fútbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s