El Celta de Unzué empezó dubitativo, tardó en cogerle el pulso a la competición y se dejó muchos puntos por el camino entre debates sobre la idea que buscaba el míster, lo que de verdad exponía el equipo y sus desajustes. Y el problema no era menor, teniendo en cuenta que el calendario reservaba su tramo más exigente para el final, con visitas al Camp Nou y al Mestalla del sorprendente Valencia, con el Real Madrid y o noso derbi. Todo después de pasar gran parte del otoño peligrosamente cerca de los puestos de descenso. Pero con la mayor exigencia llegó el mayor rendimiento. El equipo empezó a rendir contra el Atlético y en el Pizjuán, aunque no consiguió ningún punto. Y ha confirmado lo que se espera de él con un puñetazo encima de la mesa en el Camp Nou.
Miguel Gallego | TintaCeleste

El fútbol tiene este tipo de contradicciones. El Celta, ese equipo incapaz de mantener la ventaja contra rivales de la clase media, rompió las estadísticas en el Camp Nou. Robó un punto de la manera más difícil, sobreponiéndose a una nueva remontada. Fue, además, el primero en marcarle dos goles a Ter Stegen. Toda una sorpresa. ¿O no? Lo cierto es que, si había algún candidato a conseguir algo así, ese era el Real Club Celta.

La bestia negra

El equipo vigués se ha ganado a pulso este apelativo. Desde su vuelta a Primera ha puntuado contra el Barça todas las temporadas excepto en el año de Luis Enrique. Y, desde el aterrizaje de Berizzo en Balaídos, le ha robado 11 puntos contando este empate, más que ningún otro rival de la Liga.

El Celta, ese equipo incapaz de mantener la ventaja contra rivales de la clase media, rompió las estadísticas en el Camp Nou

No sabemos si en el vestuario tenían ese dato escrito en mayúsculas en la pizarra de la táctica, pero seguro que estaba bien presente. A pesar de que las últimas visitas al Camp Nou fueron traumáticas, exceptuando la mítica victoria de hace tres temporadas, el Celta sabe sumar contra el Barça. Y hay que agarrarse a ese tipo de afirmaciones con todo, especialmente cuando la confianza flaquea en algunas líneas del equipo.

Más goles

Está claro que esa merma en la confianza no afecta a los delanteros. Especialmente a dos de ellos. Iago Aspas y Maxi Gómez. Maxi Gómez y Iago Aspas. Una dupla que parece haber encontrado acomodo desde que el moañés se ha alejado de la banda. Aspas no marcó hasta que pudo jugar como delantero centro en Las Palmas por la sanción de su compañero. A la vuelta de este, tuvo que pegarse otra vez a la derecha entre las voces que pedían que sustituyese a Maxi como punta. Y el moañés volvió a marcar en la Rosaleda, cuando Unzué amontonó hombres de ataque en busca de la remontada. Lo hizo desde el medio y de cabeza. Después, contra el Athletic, el técnico se dejó de medias tintas y optó por pasar a jugar con un 1-4-4-2 que ha acabado beneficiando a los dos futbolistas ya que, desde entonces, le ha permitido a Aspas marcar cuatro goles y dos a Maxi.

A día de hoy es impensable que Unzué pueda tocar su esquema o las piezas que lo forman

Los números que suma la pareja del Celta en Liga son abrumadores. Han marcado ocho goles cada uno en los catorce partidos jugados. Esto representa más de la mitad del total y hace que, a día de hoy, sea impensable que Unzué pueda tocar su esquema o las piezas que lo forman. Esto dificulta la entrada en el equipo del fichaje estrella del verano pasado. A Emre Mor le toca esperar. A no ser que se confirme la venta multimillonaria de Maxi Gómez en el mercado invernal.

El futuro, con optimismo

Después de un convulso inicio de temporada, nada habitual en los últimos años, es noticia que el optimismo le esté ganando la partida al apocalipsis. El Celta aun está lejos de sus mejores guarismos, suma 18 puntos que lo tienen cómodamente situado en la mitad de la tabla. Y eso no es poca cosa, teniendo en cuenta que hace solo una semana, antes de recibir al Leganés con solo 14 puntos, pintaban bastos ante lo que reservaba el calendario. La mejoría palpable en el juego del Celta y, sobre todo, su buen rendimiento en los partidos más exigentes, hace que no deba temer a lo que viene. Este equipo parece capacitado para competir contra cualquiera. En Valencia, Villarreal y Madrid estarán tomando buena nota de ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s