“Los derbis no se juegan; los derbis se ganan”. Feliz Navidad.
Borja Refojos | Tinta Celeste

Deportivo 1-3 Celta

Deportivo: Rubén; Juanfran, Sidnei, Schär (Fede Varela, min. 60 ), Luisinho; Guilherme, Borges; Carles Gil (Borja Valle, min. 81), Emre Çolak (Andone, min. 46), Adrián; y Lucas Pérez.
Celta: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Cabral, Sergi Gómez, Jonny; Wass (Brais, min. 92), Lobotka, Pablo Hernández, Pione Sisto (Emre Mor, min. 71); Iago Aspas y Maxi Gómez (Radoja, min. 79).
Árbitro: Undiano Mallenco (Comité navarro). Amonestó con tarjeta amarilla a los jugadores locales Borges y Schär y a los visitantes Rubén Blanco y Hugo Mallo.
Goles: 0-1 Wass (min. 4). 0-2 Iago Aspas (min. 40). 0-3 Iago Aspas (min. 53). 1-3 Andone (min. 59).
Riazor. 27.924 espectadores

Oh, celeste Navidad. Riazor vivió una versión particular del Cuento de Navidad de Dickens, con Iago Aspas en el papel estelar del espectro de las Navidades presentes, la sólida estructura céltica, tanto de cantera como de jugadores jóvenes en el primer equipo, en el papel del espíritu de las Navidades futuras y Luisinho como fantasma de las Navidades del pasado.

El Celta volvió a ganar el derbi al Deportivo, volvió a hacerlo en Riazor y volvió a inundar de alegría a su afición. Esta vez con el plus de ser el último partido del año y con un parón navideño por delante para disfrutarlo todavía más. Una victoria que llegó con tres goles, como los tres Reyes Magos, pero con un rey por encima de todos: el Rey Sol, que volvió a marcar las diferencias. El juego no fue brillante, ni mucho menos, pero si hay un partido en el que importa poco eso es este. Los chicos vestidos de negro no hablaron durante la semana -eso se lo dejaron a otros-; hablaron sobre el campo para volver a ganar  O noso derbi.

Pero casi antes de romper a sudar había que recordar que las Navidades son tiempos de amigos invisibles, regalos varios y aguinaldos. Quizá por ello el Celta se adelantó en el marcador al aprovechar un error defensivo en cadena del Dépor. Centro de Sisto y Wass para dentro. No tan al norte como Papá Noel, pero casi: desde Dinamarca con amor. Un gol que condicionaba absolutamente el guion del choque.

w_900x700_23192352lrv20171223-34
“No marca en los derbis”; ya es el máximo goleador de los derbis en Primera.

El equipo de Unzué decidió dar un paso atrás y jugar contra natura. Le otorgó todo el peso del juego al cuadro local, que recogió el guante y pasó a dominar la posesión con claridad. No es el bloque bajo la propuesta en la que más cómodos se encuentran los jugadores célticos, sin embargo, las dos líneas de cuatro que ordenó el técnico navarro sujetaron a un Dépor que solo obligó a Rubén Blanco a intervenir en una ocasión en toda la primera parte: fue un disparo de Emre Çolak, de largo el mejor jugador local en el encuentro.

El Dépor siguió achuchando, generando peligro por los costados, sobre todo con Adrián, que remató fuera en buena posición. El resto de los acercamientos fueron balones que se pasearon por el área con más sensación de agobio que peligro real. El Celta estaba bien sin balón pero francamente mal con él. No había forma de coser tres pases en un duelo más trabado que los auriculares de tu bolsillo. Balones largos sobre Maxi o las cabalgadas de Aspas que no llegaban a buen puerto. Cada vez más aculado, el equipo vigués comenzaba a sufrir y su gente a temerse lo peor.

Pero el fútbol es un juego de errores y cuando un equipo está volcado en campo contrario necesita que sus centrales cometan cero. Y cometieron uno cada uno y en la misma jugada. En el amigo invisible, Sidnei y Schär se juntaron para hacer un obsequio mucho mejor que cualquier chorrada de sexshop. El brasileño despejó hacia atrás el melonazo de Rubén Blanco, Maxi se aprovechó de la falta de contundencia del suizo y Iago Aspas hizo el resto. El moañés, que había perdido casi todos los balones hasta el momento, tuvo acierto en el pase más importante: el que le dio a la red al filo del descanso.

DRj_R33WsAEOKib
“Mi nombre es Elvis Canario y la casualidad, que soy el Elvis canario”.

El golpe fue durísimo para un Dépor que, sin merecerlo, se vio 0-2 al descanso. Al inicio del segundo acto cabía esperar la estampida blanquiazul. Más todavía con el cambio de Andone por Çolak.  Pero una vez más se volvió a demostrar que no por tener más delanteros vas a atacar mejor. Sin  su catalizador ofensivo, el cuadro herculino perdió su pujanza con la pelota y le dio al Celta la posibilidad de crecer con ella de la mano de un colosal Lobotka. Sobrenatural el eslovaco en la toma de decisiones, con apenas una quincena de partidos en una Liga de élite y con 23 años.

Pero al margen del cambio de inercia en el juego, el equipo celeste mantuvo la efectividad, una efectividad que comandó un futbolista de otro nivel. Iago Aspas apareció para clavar en la red una falta directa con un golpeo exquisito. Ni Papá Noel, ni Apalpador, ni rey mago.  Simplemente, el Rey Sol.

El gol parecía dar carpetazo al partido. Por el resultado y porque este tercer tanto dejó KO al Dépor.  Brazos bajos con media hora por delante, mal negocio. Pero el Celta tiene una tendencia natural a complicarse la vida atrás y Cabral devolvió el regalo al equipo local con un error grosero en un despeje que permitió a Andone recortar distancias.

El gol fue un  halo de esperanza para el conjunto coruñés que, como poco, levantó la cabeza y luchó hasta el final. Cristóbal se la jugó con cambios muy ofensivos, pero sin el cocinero Çolak, los camareros Lucas, Andone y Adrián tenían muchas dificultades para servir en la sala. El asturiano lo intentó con un tiro desviado y Fede Varela con un disparo desde fuera del área que Rubén blocó. El partido se abrió y el Celta también tuvo las suyas para matar el choque, especialmente un cabezazo de Maxi al larguero justo antes de salir por Radoja. Cemento serbio para blindar una victoria que en ningún momento peligró en la segunda parte.

El partido acabó y la fiesta comenzó. ¡Feliz Navidad!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s