‘Noble xogo, afouteza e corazón’. Ese es el lema del Celta, según reza el himno que cada dos semanas suena en el estadio de Balaídos. Muchos fueron a lo largo de la historia los futbolistas que mientras vestían la casaca celeste hicieron honor a este lema. Y, sin duda, uno de los que más se pueden identificar con el mismo es Ángel Castiñeiras Beiras. Un nombre que puede no decir mucho al celtismo, que sin duda prefiere recordarle como Gelo.
José Luis Rodríguez Sánchez | Tinta Celeste

Nacido en la capital de Galicia en junio de 1959 Gelo destacó desde muy jovencito por su capacidad atlética. El Barcelona, tras una lesión de Migueli, se interesó por sus servicios cuando todavía jugaba en el Vista Alegre. Gelo llegó a firmar un precontrato con los de la Ciudad Condal pero la operación no llegó a cuajar. Con 18 años llegó al Celta, equipo en el que iba a permanecer durante nueve campañas. Poco antes de estrenarse con la elástica azul cielo el Nottingham Forest, que pronto iba a lograr un doble campeonato de Europa, preguntó por él pero el club inglés tampoco consiguió llegar a un acuerdo con los de Vigo.

Su debut en partido oficial tuvo lugar el 6 de noviembre de 1977, en un empate entre Celta y Barakaldo en Balaídos. Pepe Villar, técnico interino tras el despido de Toni Cuervo, fue quien apostó por su concurso en una tarde en la que el santiagués no tuvo fortuna, ya que debió ser reemplazado a la media hora de juego tras sufrir un fuerte golpe. En aquel curso, tras la llegada de Maguregui, Gelo jugó poco y no llegó a alcanzar los 500 minutos de juego.

Gelo5_9mCJs
Gelo, tercero por la izquierda en la fila superior, en una alineación de mayo de 1980 (Foto: foro.delcelta.com)

Polivalencia para la zaga

Mucho mejor iba a empezar la campaña siguiente para el joven zaguero céltico, titular a las órdenes de Laureano Ruiz durante las diez primeras jornadas en un equipo que buscaba mantenerse en Primera. Por desgracia, una lesión de rodilla le obligó a abandonar el campo en la jornada siguiente y no volvería a pisar el césped hasta dos meses después. De ahí a finales de temporada su participación sería testimonial.

Sus últimas temporadas transcurrieron en el Lalín, el Mollerussa y el Compostela

Sin duda, la mejor etapa de Gelo como jugador del Celta llegaría entre 1979 y 1984. Fueron cinco temporadas en las que participó mucho, superando en varias de ellas los 3.000 minutos de juego. Su polivalencia en zona de zagueros gustaba mucho a sus entrenadores, que casi siempre encontraban un hueco para él. Por supuesto nunca destacó por sus exquisiteces técnicas sino que sus virtudes principales aparecían a la hora de marcar a los rivales, a quienes solía someter a una vigilancia intensiva. Para nada se trataba de un futbolista sucio ni que tirase de malas artes, con una nobleza intachable y una indudable capacidad de entrega.

Gelo4_34739894
Cromos de la temporada 1982/83 (Foto: todocoleccion.net)

Su primer gol lo consiguió en Segunda B, en una victoria del Celta por 1-4 en Langreo. También consiguió dos tantos en la División de Plata, ambos ante el Tenerife en los dos partidos que midieron al Celta del recientemente fallecido Luis Cid Carriega con el club chicharrero durante el curso 1983/84. Antes, ilustres futbolistas de la máxima categoría como Maradona, Kempes o Hansi Krankl habían sufrido en sus carnes los pegajosos marcajes del zaguero céltico.

Victoria sin alardes

El 3 de enero de 1982 los de Pavić visitaban el estadio de Las Margaritas con la clara idea de sumar dos puntos más. La tercera posición que ocupaban en la tabla tras 17 jornadas les servía de claro estímulo para continuar en la pelea por un ascenso al que Málaga, Salamanca y Elche también aspiraban. La salida parecía propicia, ya que el equipo azulón cerraba la tabla y tan solo había podido sumar dos victorias cuando la primera vuelta ya tocaba a su fin.

1659651_RC_Celta_SAD
Alineación del Celta en Las Margaritas (03/01/1982)

El partido no se puede calificar precisamente como una oda al fútbol. Una jugada desgraciada para los de casa condicionó el partido desde el cuarto minuto de juego, cuando el jugador del Getafe José Manuel introdujo el balón en su propia portería. El gol no sirvió para que los de celeste mostrasen la superioridad que se les suponía y la primera mitad no fue de las mejores de aquel curso. Así lo reconocía en sala de prensa al finalizar el choque el técnico yugoslavo, quien no escondía su enfado ante la lentitud y la escasez de ideas de los suyos. A pesar de ello Pichi Lucas gozó de una gran oportunidad pasado el primer cuarto de hora de juego y Juan Del Cura se encontró con el cancerbero Carmelo a los 27 minutos. Después fueron los madrileños los que se volcaron sobre la portería de Javier Maté sin resultado alguno, mientras que Mori disfrutaría de la última ocasión antes del intermedio, al que se llegó con 0-1 en el marcador.

En la continuación el Celta se hizo con el control de juego ante un rival herido y muy tocado psicológicamente. Un cabezazo de Lucas a los 77 minutos de juego evitaría que los visitantes sufriesen en el tramo final. Al final el 0-2 servía para asegurar dos puntos muy importantes, que mantenían a los de Pavić en la pomada. Ni Gelo ni el resto de la zaga olívica se encontró con demasiadas dificultades ante un equipo hundido.

Gelo3_CjUvi6VXAAEuTOB
Durante la temporada 1985/86 Gelo ya no fue tan habitual en las alineaciones célticas (Foto: foro.delcelta.com)

La segunda vuelta iba a servir para consolidar las opciones de ascenso, de manera especial gracias a las siete victorias consecutivas que se consiguieron entre las jornadas 20 y 26. Precisamente en el partido de la segunda vuelta frente al Getafe se festejó un ascenso, el segundo consecutivo tras la caída a Segunda B, que devolvía al equipo a la máxima categoría. El Getafe, que perdió aquel día por 6-0 en Balaídos, terminó último y perdió la categoría.

Problemas físicos

A partir de la temporada 1984/85 la participación del zaguero santiagués disminuyó de manera notable, si bien durante la campaña 1986/87 —la de los play-off— consiguió alcanzar los 22 partidos. Las lesiones comenzaron a lastrarle de manera cruel tras cumplir los 25 años y las distintas intervenciones quirúrgicas a las que se sometió no terminaron de funcionar. Su despedida del Celta tuvo lugar tras el memorable ascenso logrado en Las Llanas en 1987 y siempre ha quedado la sensación de que se marchó por la puerta de atrás y de que no se le terminaron de reconocer sus méritos acumulados durante toda una década.

Gelo2_dylxqb
Los problemas físicos de Gelo durante su época vestido de corto continúan pasándole factura en la actualidad (Foto: foro.delcelta.com)

Sus últimas temporadas transcurrieron en el Lalín, el Mollerussa y el Compostela, con el que jugó en Segunda B durante la campaña 1990/91. El equipo que por entonces dirigía Fernando Castro Santos lograría ascender a la División de Plata en junio de 1991 tras superar al Badajoz en la liguilla de ascenso y pondría los cimientos para el gran Compostela de mediados de los 90.

El Barcelona, tras una lesión de Migueli, se interesó por sus servicios cuando todavía jugaba en el Vista Alegre

En la actualidad y como consecuencia de los problemas físicos de su etapa como futbolista Gelo sufre una minusvalía que le limita en su vida diaria. A su incapacidad para doblar una rodilla se suma una artrosis que le obliga a administrarse antiinflamatorios a diario. Hoy en día Ángel Castiñeiras Beiras vive al margen del fútbol y del Celta, al que recuerda con una mezcla de cariño y rabia. Cariño porque dedicó toda una década de su vida a darlo todo por el club. Rabia porque se sintió —y todavía se siente— despreciado y no reconocido. Una verdadera pena para alguien que vivió cinco ascensos y cuatro descensos, con sus alegrías y sus llantos. No cabe duda de que Gelo, con sus capacidades y sus limitaciones, hizo honor al ‘noble xogo, afouteza e corazón’ que pregona el himno del Real Club Celta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s