Volver a verte

Era el amor de una vida. Nació entre la arena, escondido, tímido, pero pronto se convirtió en una ventana al mundo, en una sacudida de vida. Uno podía sentir entre sus dedos la sensación de estar inmerso en cosas de las que nadie se olvidaría jamás. Así que resultaba lícito emborracharse hasta el delirio, con las copas rebosantes, los ojos encharcados en futuro. Nunca nadie podrá entender por qué los amores inolvidables acaban siempre muriendo.
Adrián Viéitez | Tinta Celeste

Continue reading “Volver a verte”

Anuncios

Despertares

Hay un pequeño fragmento de mundo en el que el fútbol se desvanece. Ese rincón, cubierto de musgo y aplacado por la rumorología barata, se encuentra en los meses de verano. Concretamente, en el mes de julio. Sus días transcurrían, en otro tiempo, con el fútbol cubriendo los anaqueles llenos de polvo. Ahora lo hacen con los futbolistas subiendo imágenes a las redes sociales en la playa y con las portadas de los periódicos deportivos llenas de basura sensacionalista. A cada tiempo, sus circunstancias. Pero al final siempre toca volver al trabajo. El verano se asoma a su ocaso, aunque desde la lejanía, y ya empieza a oler a fútbol.
Adrián Viéitez | Tinta Celeste

seguir leyendo

La lucidez que acompaña al adiós

La vida la habitan cuestiones llenas de misterio, ajenas a nuestra comprensión. Pocas veces se nos permite acceder a la habitación en la que sus mecanismos se engranan y se desligan de forma arbitraria. Una de esas veces, según indican las voces populares, la podemos encontrar en los días previos a la muerte de una persona. Por el viento se comenta que no deben existir personas más lúcidas que aquellas que están a punto de morir.
Adrián Viéitez | Tinta Celeste

seguir leyendo