El runrún de Preferencia: crónica de una temporada

Nunca el desarrollo de un partido de fútbol se ajustó de tal manera al desempeño de uno de los contendientes durante toda la temporada. El Celta de Unzué ha sido en o noso derbi un reflejo del de la campaña 2017-18 que está a punto de terminar, y cuyo final se ha hecho larguísimo para un celtismo ya sin objetivos ni ilusión. Un equipo sin alma, que se aferró a la pegada de su delantera, especialmente el estado de gracia de Maxi Gómez, durante la primera mitad, para acabar cediendo la iniciativa y el dominio del juego, sin más ambición que mantener la exigua renta que consiguió a trompicones durante todo el campeonato. Sin éxito. Y cediendo puntos de forma dolorosa. Así ha acabado el Celta de Unzué una campaña y un derbi que comenzaron con ilusión.
Miguel Gallego | TintaCeleste

Continue reading “El runrún de Preferencia: crónica de una temporada”

Anuncios

El runrún de Preferencia: cambio de ciclo

Termina el año y lo hace con un golpe de autoridad del Celta. Una victoria en el escenario idóneo, el estadio del eterno rival, y con varios mensajes: el equipo vigués se consolida como rey de los derbis, intratable en los últimos cuatro años con una única excepción; deja patente su diferencia con los equipos llamados a eludir el descenso, con una pegada y una solidez que, probablemente por primera vez esta temporada, queda plasmada sin discusión; y se permite mirar otra vez, con algo menos de timidez, hacia esos puestos que se fijaron como objetivo a principios de temporada y que necesitaban una actuación así para ser algo más creíbles. Todo ello gracias a la victoria en o noso derbi. ¿Alguien se atreve a asegurar que un clásico no vale más que tres puntos?
Miguel Gallego | Tinta Celeste

Continue reading “El runrún de Preferencia: cambio de ciclo”

El runrún de Preferencia: el factor diferencial

O noso derbi de Riazor se puede resumir en dos jugadas. De hecho, muchos lo han hecho, especialmente en A Coruña, para justificar la derrota. Borges cazó el error de Roncaglia, pero se le hizo de noche ante Sergio. Después, Aspas se anticipó a Albentosa para depositar el balón en la red con la plancha y fulminar al Deportivo. Son dos maneras de acabar una jugada que definen a la perfección la diferencia de nivel que, a día de hoy, tienen los dos equipos. Especialmente cuando entra en la ecuación el moañés, cabeza visible de este equipo, el delantero más en forma del fútbol español. No hay más historia.
Miguel Gallego | TintaCeleste

Continue reading “El runrún de Preferencia: el factor diferencial”

El fútbol siempre es suficiente

La mayoría de las batallas tienen en común que no son definitivas. Cuando los aliados derrotaron a las potencias centrales en la Primera Guerra Mundial, lo único que ocurrió en Europa fue que se sembró el caldo de cultivo para una nueva guerra, un nuevo conflicto entre nuevos bandos. De cada Celta-Dépor se saca un vencedor, pero su dinastía nunca acaba durando: sus reinados son temporales y eso es lo que hace mágico el derbi, que te encumbra pero no te regala nada. El Celta llegó a Riazor siendo Rey de Galicia y sale de A Coruña manteniendo su corona. Ahora la mira y la mira, sabiendo que algún día la perderá y luego volverá a recuperarla mil veces más, pero que nadie le puede quitar lo bien que se siente al tenerla entre sus brazos.
Adrián Viéitez | Tinta Celeste

seguir leyendo

El runrún de Preferencia: sin complejos

Desde la ya cada vez más lejana travesía por el desierto del Celta de Mouriño, al club le ha costado competir en los derbis. A pesar de ir mejorando año a año, hasta conseguir un rendimiento sensiblemente mejor al del eterno rival, los resultados de los últimos clásicos no reflejaban esa superioridad. Hasta el día en que, encabezados por Iago Aspas y Orellana, los celestes decidieron dar un puñetazo en la mesa con una goleada que sí plasma los galones que el celtismo reivindica desde hace tiempo.
Miguel Gallego | TintaCeleste

Continue reading “El runrún de Preferencia: sin complejos”

Fútbol hasta las entrañas

El Celta-Dépor es un escapista privilegiado. Ante el sometimiento que sufre el fútbol en la actualidad a lo momentáneo, lo morboso, lo estúpido y lo banal, se escapa de alguna manera, quizá por no estar compuesto por los elementos más altos de la pirámide alimenticia de los medios, o por conservar, aunque de un modo algo endulzado, la esencia de lo que fue, de lo que sigue siendo. Cuando el Celta-Dépor entra en escena, en Galicia no hay otro fútbol. Y es que todo está ahí, sobre el verde. Sería absurdo recrearse en la superficie cuando las entrañas están tan cerca, cuando lo auténtico cubre el ambiente. El Celta-Dépor escapa del fútbol para reencontrarse con él en el pasado. 
Adrián Viéitez | Tinta Celeste

seguir leyendo